Lourdes Gullón, nueva presidenta de Gullón

DP
-
Lourdes Gullón, nueva presidenta de Gullón

El pasado año la galletera alcanzó una facturación récord de 360 millones de euros, un 5,5 por ciento más que 2017

El consejo de administración de Galletas Gullón aprobó hoy el nombramiento de Lourdes Gullón Rodríguez como presidenta de la compañía, relevando en el cargo a María Teresa Rodríguez Sainz-Rozas, quien decidió dejar el puesto después de 36 años al frente de la galletera, en una reunión en la que también se conoció que la galletera alcanzó el pasado año una facturación récord de 360 millones de euros, un 5,5 por ciento más que en el 2017.

A su vez, se acordó el nombramiento de Juan Miguel Martínez Gabaldón como consejero delegado de la compañía tras más de 30 años al frente de su gestión, y se han iniciado los trámites para la incorporación de Enrique Sanz Fernández-Lomana y José Ramón Perán González como consejeros independientes. Por otro lado, Salvador Ruiz Gallud se mantiene como vicepresidente del consejo, mientras que Javier Urbón Vara, Félix, Hernán y Rubén Gullón Rodríguez, y Roger y Marina Martínez Canal dejan de formar parte del mismo, conservando todos ellos sus puestos en la compañía.

Con la renovación del Consejo, según se destaca desde la compañía, se avanza en su profesionalización, gracias a la entrada de miembros independientes de reconocido prestigio, en línea con las normas de buen gobierno gorporativo. Asimismo, se pretende poner el foco en el crecimiento del proyecto empresarial desarrollado en Gullón durante las últimas décadas.

“Gullón es y ha sido mi vida, y estoy profundamente orgullosa del trabajo que hemos realizado a lo largo de estas décadas. Cuando asumí la presidencia, Gullón era un pequeño negocio con escasas posibilidades de subsistencia, que con el paso del tiempo hemos convertido en el principal fabricante de galletas de nuestro país. Hoy doy el relevo a la siguiente generación convencida del gran futuro que le espera a esta compañía”, aseguró María Teresa Rodríguez Sainz-Rozas, quien, además de ser la máxima accionista de la compañía, seguirá vinculada a Gullón como presidenta de honor vitalicia.

La transformación de Galletas Gullón durante su presidencia ha sido notable. A principios de la década de los años 80 Gullón facturaba seis millones de euros, contaba con 120 trabajadores y su ámbito de negocio se limitaba al mercado español. Actualmente ha alcanzado los 360 millones de facturación, da empleo de forma directa a 1.500 trabajadores y vende sus productos en más de 120 países.

Alimentación saludable

Por su parte, Lourdes Gullón Rodríguez, quien desde 2008 formaba parte del Consejo de Administración y era su secretaria desde 2011, subrayó su deseo de que “Gullón continúe el proyecto empresarial de María Teresa apostando por la alimentación saludable, por el crecimiento sostenible de la compañía y por la creación de empleo en nuestras fábricas de Aguilar de Campoo”.

El relevo en la Presidencia de Gullón aprobado hoy da paso a la cuarta generación familiar que dirige la compañía fundada por Manuel Gullón en 1892, consolidándose de este modo como la única empresa galletera centenaria que se mantiene en manos de la familia fundadora.

La compañía también ha anunciado hoy que durante 2018 su facturación alcanzó los 360 millones de euros, 19 millones más que en el ejercicio anterior, lo que supone un incremento de sus ventas del 5,5 por ciento.

Este crecimiento en su facturación se debe fundamentalmente a la apuesta por la innovación para el desarrollo de nuevos productos con cualidades saludables, así como al aumento de las ventas fuera de nuestras fronteras.

Innovación

La innovación en producto se consolida como una de las señas de identidad de la galletera. Gullón lidera desde hace años el segmento de galleta-salud, actualmente con el 35 por ciento de cuota de mercado gracias a las más de 30 referencias saludables que ofrece.

La expansión internacional es otra de las causas de la evolución positiva de la compañía. En este sentido, las ventas fuera de España ya suponen el 40 por ciento de la facturación total, que se ha visto reforzada con los buenos resultados obtenidos por las filiales de Portugal, Italia y Reino Unido.