'Rigoletto' llega al Teatro Ortega

DP
-

El 12 de noviembre 90 artistas pondrán en escena una ópera que combina perfectamente la riqueza melódica y la fuerza dramática

‘Rigoletto’ llega al Teatro Ortega

El Teatro Nacional de la Ópera de Moldavia, un viejo conocido del público palentino, vuelve al escenario del Ortega el 12 de noviembre. A las 20,30 horas representará Rigoletto, de G. Verdi. Una ópera en tres actos  que «casi cada día puede verse en miles de teatros del mundo», afirma la directora artística, Leonor Gago. Serán 90 artistas -orquesta, coro y solistas- los que saldrán a escena, en un coliseo como este de la calle Burgos, donde la  cercanía entre público y ejecutantes es un aliciente más. «Esa simbiosis enriquece de una manera especial», subraya. También cabe destacar la traducción simultánea, y es que el espectador podrá seguir con subtítulos en castellano la trama.
Los principales personajes de esta velada operística en el Ortega el 12 de noviembre correrán a cargo del barítono búlgaro Venceslav Anastasov (Rigoletto, bufón del duque de Mantua); el  tenor español  Jesús Álvarez (duque de Mantua); la soprano búlgara Maria Pavlova  (Gilda, hija de Rigoletto);  el bajo moldavo Iurie Maimescu (Sparafucile, sicario); el barítono ucraniano Vladislav Lysak  (Marullo, cortesano). «Estemos donde estemos, llevamos a los mejores. En Palencia va a actuar el primer nivel de artistas», subraya Gago.
argumento. Un duque, que gobierna despóticamente, seduce y deshonra a cuentas mujeres desea, matando a sus padres y esposos sin ningún tipo de miramiento. El desalmado noble tiene un bufón que es encubridor y compinche, creyendo que su vida está limpia de injerencias públicas.  Rigoletto es, en su calidad de bufón, de la misma calaña que su señor. Se burla de las víctimas del duque y de su arbitrariedad. En su carácter de padre, que ha criado en secreto a una hija, es cuidadoso y cariñoso. Sin embargo, lo que Rigoletto aplaude y permite, le sucederá a él mismo. Sin saberlo, se convierte en cómplice del rapto de su propia hija, siendo, finalmente, culpable de su muerte. Lo que Rigoletto teme como maldición del conde de Monterone, del cual se ha burlado, son sólo las consecuencias de sus propias acciones.
Rigoletto es una tragedia sobre la injusticia social y la desigualdad, ambas evidentes en el personaje principal (el bufón jorobado). Es un intenso drama de pasión, engaño, amor filial, venganza y asesinato. Rigoletto combina perfectamente la riqueza melódica y la fuerza dramática, rasgos ambos que caracterizan las óperas de Verdi y que hacen que éstas sigan permaneciendo en el repertorio operístico de todo el mundo. Mención especial merece el aria La Donna è mobile, una de las más famosas de la lírica universal. Curiosamente fue  compuesta en el último momento para un tenor que pidió a Verdi un aria para lucirse en el último acto.


Las más vistas