El Dépor ayudará a Marina, una niña con una enfermedad rara

Nuria García
-
El Dépor ayudará a Marina, una niña con una enfermedad rara - Foto: dp

El club palentino apoyará la causa de la pequeña de cinco años, que sufre una paraplejia espástica familiar ·Se repartirán camisetas en el derbi del martes ante el CD Villamuriel

La campaña Ayúdame a encontrar mis alas se presentó durante la mañana de ayer en la sala de prensa de La Balastera.
Esta iniciativa, que se puso en marcha hace tan solo dos meses, surgió con el fin de ayudar a Marina Alonso, una niña de cinco años que sufre una de las enfermedades denominadas raras: una paraplejia espástica familiar.
El Club Deportivo Palencia no ha querido desaprovechar la oportunidad de colaborar con la pequeña. Por ello, el martes 1 de septiembre, día en que los morados reciben al Plásticos Magonsa Villamuriel, habrá un acto donde estará presente la propia Marina, acompañada de su familia y colaboradores de la campaña.
Una parte proporcional de la recaudación de las entradas se destinará a la AEPEF (Asociación Española de la Paraparesia Espástica Familiar). Además, los jugadores saltarán al césped con la camiseta que se ha creado. Esa camiseta tiene un precio de 10 euros, y el público asistente podrá adquirirlas durante el encuentro.
La madre de la pequeña, Viky López, asegura estar «desbordada», ya que nunca imaginó «una acogida tan grande». López, que es una de las encargadas de coordinar la iniciativa, quiso aprovechar la oportunidad de agradecer al club su apoyo. La enfermedad de Marina llegó a oídos del Dépor gracias a que algunas de las colaboradoras de la asociación también son parte del club palentino.
Viky López, que conoce bien esta extraña patología que sufre su hija, explicó que se trata de «una enfermedad neuromuscular que se suele manifestar a los 40 años aproximadamente, y que afecta a unos 200 genes». Los genes deben analizarse de uno en uno con un coste de 1.200 a 1.500 euros, o de 15 en 15 (con paneles de secuenciación) por 1.800 euros. Por ello, cualquier ayuda económica es absolutamente imprescindible.
Marina tiene dificultades para caminar, hablar y controlar el esfínter. Desde la asociación se solicita ayuda para una niña que, según su madre, es «alegre y feliz» por encima de todo.