Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

La lista de espera se dispara a 29.200 pacientes y 3 meses

SPC
-
La lista de espera se dispara a 29.200 pacientes y 3 meses

El cuarto trimestre cierra con un repunte de 6.739 pacientes pendientes de entrar al quirófano y 29 días más de espera

La lista de espera quirúrgica creció en 6.739 pacientes en el cuarto trimestre del último hasta alcanzar los 29.263 en relación al mismo periodo del ejercicio anterior, cuando esperaban para ser intervenidos 22.524. Por tanto, experimentó un aumento del 29,91 por ciento, mientras la demora media aumentó en 29 días, hasta situarse en los 94, lo que supone más de tres meses, según los datos difundidos hoy por la Consejería de Sanidad.

Estas cifras retrotraen a la situación que presentaba la lista hace cuatro años, al inicio del pasado mandato, cuando sumaba 29.233, 30 pacientes menos, y 10.000 más que al cierre de 2011, cuando se alcanzó una de las mejores cifras con 19.013.

En relación al tercer trimestre de 2019, la lista de espera quirúrgica de los 14 hospitales de Sacyl se disparó un 7,48 por ciento, al incorporar a 2.039 pacientes más que lo que había registrados al cierre de septiembre. Entonces se contabilizaron 27.224 enfermos pendientes de ser intervenidos, y el tiempo medio de espera subió en cinco días, al pasar de 89 a 94.

El gerente de Sacyl, Manuel Mitadiel, destacó que estos datos y la reducción de la lista de espera no estructural, que ha pasado del 18 al 8 por ciento, provocan que hoy se conozcan "mejor que nunca la realidad de la Sanidad de Castilla y León, que es el primer paso para mejorar su situación”.

Entre las razones que están detrás de la subida de la lista de espera, Mitadiel apuntó a la caída de la actividad hospitalaria, tanto de la propia como de los conciertos con entidades privadas; a problemas estructurales como la falta de quirófanos y de profesionales como anestesistas, y al incremento de la complejidad de los procesos quirúgicos.

El gerente de Sacyl lamentó que se “ha perdido un año” en el objetivo de reducir la listas de espera, pero argumentó que con una mejor utilización de los recursos se puede alcanzar una notable mejoría. En este sentido, y siempre en espera de conocer los datos de actividad y rendimiento de cada uno de los hospitales de la Comunidad “para hacer un análisis serio”, indicó que se debe generalizar el uso de quirófanos por las tardes y seguir captando a nuevos profesionales.

Aunque también apuntó la influencia que ha podido tener el relevo de la mayor parte de los equipos directivos de los hospitales, Mitadiel consideró fundamental la herencia recibida del anterior Gobierno y dijo que en el mes de junio, cuando llegó el nuevo equipo, todos los créditos estaban ya comprometidos. “Al parecer, los anteriores directivos de la Consejería de Sanidad aplicaron el criterio de que el venga detrás, que arree”, denunció.

Hospitales

En concreto, tres hospitales de la red de Sacyl redujeron la lista de espera en el cuarto trimestre, en relación al mismo periodo de 2018. En cabeza se sitúa el Complejo Asistencia de Soria, con una reducción del 10,16 por ciento, hasta los 681 pacientes, 77 menos que hace un años; por delante del Complejo Asistencial de Ávila, con 818, 47 pacientes menos (-5,43 por ciento), y del Complejo Asistencia de Palencia, con 17 pacientes menos (-2,08 por ciento).

En el lado opuesto se situó el hospital de Medina del Campo (Valladolid), con una alza del 91,74 pro ciento, con 322 pacientes más, por delante del Complejo de León con un 65,79 por ciento (1.902 pacientes), y el Complejo de Burgos, con un incremento del 56,20 por ciento, lo que supone 1.627 pacientes más. En este caso, Mitadiel apuntó a la falta de siete anestesistas como principal motivo de esta subida.

En el hospital Santiago Apóstol (Miranda de Ebro) el incremento fue del 31,03 por ciento; en el Clínico de Valladolid del 29,50 por ciento y en el Complejo de Salamanca del 27,17 por ciento. También se registraron subidas en el hospital de El Bierzo (25,91 por ciento), en el hospital Río Hortega de Valladolid (21,59 por ciento); en el Complejo Asistencia de Zamora (11,78 por ciento), en el hospital Santos Reyes, de Aranda de Ebro (4,01 por ciento) y en el Complejo Asistencia de Segovia (-0,08 por ciento).

En cuanto a la demora, se incrementó en todos los centros a excepción del Río Hortega, donde bajó en un día, hasta los 72. La mayor demora la presenta el Complejo de Burgos con 137 días, por delante de los complejos de Salamanca (124) y León (93)y del hospital de El Bierzo (93). En hospital Santiago Apostol la espera para una prueba quirúrgica se sitúa en los 89 días, en el Santos Reyes y en el complejo Asistencial de Zamora en 73 y en el hospital comarcal de Medina del Campo en 59. Los mejores índices se registran en los complejos asistenciales de Palencia (45), Ávila (49), Segovia (53), Soria (57).

Especialidades

En cuanto a las especialidades, traumatología se mantiene como la que presenta la lista de espera más elevada, con 9.584 pacientes; cirugía general y de aparato digestivo, con 5.207; oftalmología con 4.656; urología, con 2.575, y otorrinolaringología, con 2.428. Los mayores incrementos se dieron en cirugía plástica, con una subida del 54,32 por ciento; cirugía pediátrica (51,52 por ciento) y traumatología (50,60 por ciento). La demora media más alta se registró en cirugía plástica y traumatología, con 125 días, seguidas de neurocirugía, con 116 días y cirugía pediátrica, con 100.