Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Piden a Siro romper su inmovilismo con el convenio

Alberto Abascal
-
Piden a Siro romper su inmovilismo con el convenio - Foto: Á“scar Navarro

Comisiones Obreras y CGT cifran el seguimiento de los paros parciales convocados en un seguimiento superior al 90% · UGT se desmarca de las movilizaciones en la planta de Venta de Baños

El secretario general de Industria de CCOO, Óscar Antolín, solicitó a Siro que «se sienta a hablar para ofrecer algo a los trabajadores y que cambie su postura» ante las movilizaciones iniciadas hoy en la factoría de Venta de Baños. Un importante número de trabajadores afiliados a Comisiones Obreras y CGT, sindicatos convocantes, se concentró en las puertas de la factoría ventabañense para dar eco a sus reivindicaciones salariales y sociales. Antolín reiteró que la empresa «está enquistada a partir de un inmovilismo total, así como una falta de transparencia en la negociación de un convenio con una vigencia de tres años: 2018, 2019 y 2020». Según los datos aportados por las centrales sindicales convocantes, en el turno de mañana el seguimiento de los paros parciales fue del 95%, mientras que en el turno de tarde llegó al 90%. Al cierre de la edición, quedaba por conocer el seguimiento en el turno de noche.

tablas. Los paros parciales de dos horas convocados por ambos sindicatos en la factoría, que cuenta con unos 330 trabajadores, radica en el ofrecimiento por parte de la empresa de un incremento del dos % para el 2018, un 1,5 para el año 2019 y el IPC más un incremento de un 0,25 para este año, insuficiente para los representantes de los trabajadores y que quedó plasmado en una asamblea en la que se rechazó esta propuesta empresarial, según informó Luis Ángel Blas, secretario provincial de la sección de Oficios Varios de CGT. Con estas cifras, Antolín afirmó que «piden una subida del 2,5 % para los tres años». Además, subrayó que la fábrica de Venta de Baños es un centro especial de empleo con trabajadores discapacitados, a la que «están marginando en comparación con otras plantillas, dado que en la factoría de Paterna (Valencia) hubo un incremento salarial del 2,85 % y del 2,75 % en Jaén (Andalucía)». Por todo ello, «no entienden la postura de la empresa», apuntó.
Por su parte, el sindicato UGT mostró en un comunicado su preocupación ante el conflicto generado y explicó los motivos por los que no ha secundado la huelga. En dicho documento, el sindicato detalló que firmó en marzo de 2019, junto con CCOO y CGT, un preacuerdo donde se alcanzaba un incremento salarial del ocho % para los cuatro años de vigencia del nuevo convenio junto con otras mejoras que aumentaban el poder adquisitivo de las trabajadoras y los trabajadores.
 El comité de empresa está formado por cinco delegados de Comisiones Obreras, cuatro de CGT y otros cuatro por UGT.

 

LA EMPRESA

Fuentes de la empresa señalaron ayer a este periódico que está en fase de negociación del convenio colectivo de Siro Venta de Baños, que implica las plantas de VB2-6 (centro multinegocio dedicado a la fabricación de berlinas, patatas fritas, tortitas y envasado de diferentes productos) y VB3 (fábrica de pasta) específicamente. «La compañía tiene la máxima voluntad de negociación para alcanzar un acuerdo beneficioso para ambas partes que garantice el empleo estable y de calidad, así como la competitividad de ambas plantas». «La empresa comenzó la negociación de este convenio en 2018 con vigencia hasta 2020 (incluido) y estamos convencidos de que llegaremos a un acuerdo», añadieron.