Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Solo siete empresas tienen su plan de igualdad

Carlos H. Sanz
-
Solo siete empresas tienen su plan de igualdad - Foto: Luis López Araico

La ley obliga a los nueve negocios con más de 150 trabajadores a instaurar esta herramienta antes del 7 de marzo, pero dos no lo han hecho aún. En 2021 y 2022 deberán hacerlo otras 47

Dos de las nueve empresas de la provincia con más de 150 trabajadores que, por ley, deben tener en marcha un plan de igualdad antes del próximo 7 de marzo, aún no lo tienen. Así lo aseguró ayer Montse del Val, secretaria de Mujer de Comisiones de Obras, que anunció que su sindicato se concentrará mañana por la igualdad, de 12 a 12,30 horas en la plaza de los Juzgados, dentro de una campaña denominada Horizonte 8M.
El sindicato ofreció ayer datos de la falta de compromiso de las empresas palentinas por cumplir la ley y poner en marcha en sus centros de trabajo planes de igualdad. Los datos así lo confirman, ya que de los 56 negocios -un número que según CCOO puede incrementarse hasta el centenar- que están obligados a implantar esta herramienta -un número que según CCOO puede incrementarse hasta el centenar- de aquí a 2022, a día de hoy solo siete cumplen la ley.
Este año están obligados a tener un plan de igualdad las empresas que tienen más de 150 trabajadores, que son nueve en la provincia, de las que siete sí han aprobado esta herramienta, es decir, el 77%, aunque el resto tiene de plazo hasta el 7 de marzo.
Para el 2021, la obligación se extiende a las que tienen 100 trabajadores o más, que son otras ocho empresas; y para 2022, a aquellas con una plantilla superior a 50 empleados, que son otras 39. A fecha de hoy, no lo tiene ninguna.
Las administraciones públicas tampoco son un ejemplo. A día de hoy, solo tienen aprobado su plan de igualdad el Ayuntamiento de la capital y la Diputación, y es un trámite pendiente aún para los consistorio de Villamuriel, Venta de Baños y Guardo, además de para la propia Junta de Castilla y León, según denunció CCOO.
Compromiso. Comisiones Obreras recalcó ayer su compromiso con la «plena igualdad» a través de la inclusión de la cláusula de perspectiva de género a través tanto de la negociación colectiva como, ahora, con los planes de igualdad.
«El objetivo es erradicar la desigualdad que existe para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres tanto socialmente como en el ámbito laboral para disminuir las brechas salariales», aseveró la secretaria de Mujer de CCOO.
El sindicato se ha marcado tres ejes de actuación para alcanzar esta meta. En primer lugar, mejorar el acceso, la formación y la promoción del empleo tanto para hombres como para mujeres.
El segundo es incorporar medidas de prevención y eliminación de la discriminación, el acoso sexual y el acoso por razón de sexo; y el tercero, avanzar en la corresponsabilidad de hombres y mujeres mediante la adaptación de la jornada laboral y en materia de conciliación en cuanto a la maternidad, paternidad y lactancia.
Del Val recordó que la puesta en marcha de los planes de igualdad es obligatoria y que se desarrolla a través de seis fases: diagnóstico, elaboración de medidas, registro, ejecución, seguimiento y, por último, la evaluación.
Por su parte, el secretario general de Comisiones Obreras, Juan Carlos González, recordó que «la empresa está obligada a negociar con la representación de los trabajadores el diagnóstico del plan de igualdad».
«No puede ser un diagnóstico hecho únicamente por parte de la dirección de la empresa, tiene que contar con la participación efectiva de la participación legal de los trabajadores», recalcó.
Desde CCOO aventuran que la Inspección de Trabajo enviará un requerimiento a las empresas que no cumplan este año con la obligación de implantar un plan de igualdad, «y aunque quizá dé cierto margen, ser será más estricto para los próximos dos años.