Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

«Preferimos cuentas realistas a la ingeniería financiera»

Carlos H. Sanz
-
«Preferimos cuentas realistas a la ingeniería financiera» - Foto: Sara Muniosguren

El 1 de enero, el Ayuntamiento se dotará de presupuesto, 79.406.337,36 euros en ingresos y gastos que, tras unos seis primeros meses de mandato sin capacidad para invertir, permitirá al equipo de Gobierno de Mario Simón echar a andar su proyecto

El 1 de enero, el Ayuntamiento se dotará de presupuesto de 79.406.337,36 euros en ingresos y gastos que, tras unos seis primeros meses de mandato sin capacidad para invertir, permitirá al equipo de Gobierno de Mario Simón desarrollar su programa para la ciudad.
¿Cómo han sido sus primeros seis meses al frente de la concejalía de Hacienda?
Ha sido un tiempo para aprender y ver cómo estaba la situación. Me ha permitido conocer un poco el funcionamiento del Ayuntamiento, una administración que no conocía y tiene sus peculiaridades. Y luego hay que tener en cuenta que estamos con un presupuesto prorrogado y que estamos marcados por una falta de personal debido a que durante los años de la crisis prácticamente no ha existido, ha sido mínima, la tasa de reposición del personal, lo que ha hecho que tengamos a los servicios muy ajustados. Todavía tienen que pasar algunos años para recuperar la plantilla, ya que ahora solo podemos reponer las jubilaciones, las incapacidades temporales y poco más. 
 

Ya está hecho el primero de los grandes trabajos que tiene que afrontar la concejalía de Hacienda a lo largo del año, que es la confección del presupuesto. ¿Entrará en vigor el próximo miércoles?
Eso esperamos. Ahora mismo, hasta el día 30, está en plazo de presentación de alegaciones. Hemos pretendido dar otro aire a este presupuesto pero siempre teniendo en cuenta el proyecto de la Estrategia para el Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (Edusi), que nos ciñe y limita mucho las inversiones puesto que están comprometidas ya en una gran parte. Eso ha hecho que el margen de maniobra en este capítulos no sea muy grande y hemos querido hacerlo lo más realista posible, con lo cual nos hemos centrado mucho en buscar los desajustes que había en algunos servicios, donde las cuentas no eran realistas y sistemáticamente había que hacer transferencias y modificaciones de crédito. Nuestra intención ha sido evitar esto, aunque aún nos va a costar este año solucionarlo, por lo que el 2020 seguirá un poco lastrado por la prórroga presupuestaria, pero poco a poco iremos ajustándolo. Para 2021 lo habremos logrado. 

 

Un presupuesto que ha definido como «riguroso y realista»
Es lo que hemos tratado de hacer, ajustar mucho los gastos puesto que no queríamos tocar los impuestos y nuestros ingresos son limitados. Las subidas de tasas van a ser mínimas y hay que tener en cuenta que algunos impuestos como el las plusvalías, que eran un ingreso importante para el Ayuntamiento, ya prácticamente  no existen.

 

Da la sensación de que es un presupuesto para tiempos de crisis
Es que yo no estoy tan convencido de que estemos en una plena recuperación económica. Al final, la proyección de ingresos que hemos hecho para el presupuesto se ha realizado con los número de este año, y no se ve que hayan mejorado. Por ejemplo, si miramos el impuesto sobre vehículos, esperábamos una subida de la recaudación a través de las matriculaciones, pero no ha sido así, no sé si por el diesel o por qué; también que se moviese la construcción más de lo que lo ha hecho. Todo esto se nota mucho porque son fuentes de ingresos importantes.

 

Todo ayuntamiento tiene tres fuentes de ingresos. La primera es la venta de su patrimonio y en la capital esta vía está hipotecada por la sentencias del sector 8
Así es, hay una parte que va a sentencias y otra a inversiones, pero así es.

 

Luego están las transferencias de otras administraciones, sobre todo el Gobierno de España y de la Junta de Castilla y León, las dos sin presupuesto a día de hoy
Este año crecieron un 4,80% las transferencias del Estado y para el próximo año hemos barajado en torno al 4 por ciento también. No hemos querido ser tan optimistas, aunque esperamos que se mantengan.

 

Y en tercer lugar, están los impuestos. Si hoy el Ayuntamiento no tiene más capacidad para invertir, se puede pensar que la política impositiva que se ha seguido durante los últimos 8 años podía haber sido más expansiva. Dicho de otra forma ¿hasta qué punto la limitación de la capacidad de inversión del Consistorio es culpa de la congelación de impuestos de los últimos años?
Es que subir los impuestos en años de crisis tampoco era muy adecuado. Si la gente ya lo estaba pasando mal con la crisis económica no era adecuado subirles los impuestos y, por lo tanto, ha sido una postura buena para la población. También hay que tener en cuenta que tenemos unos servicios que hacen que Palencia sea una ciudad barata. El agua es muy económica y podíamos subirla un 30% y seguiría siendo la capital más barata de España. Tenemos un nivel impositivo bajo y, por lo tanto, vivir aquí es muy barato.
Y luego, tenemos que darnos cuenta de que el Ayuntamiento presta muchos servicios y que gran parte de la población flotante de Palencia procede de los pueblos, gente que viene a pasar aquí el invierno. Si a eso le unimos que las grandes empresas están sobre todo en Venta de Baños, Dueñas y Villamuriel... Si tuviésemos en nuestro polígono las empresas que hay en estas localidades, los ingresos serían diferentes. 

 

Pero el plan de inversiones para 2020, dotado con 10,68 millones de euros, es el más bajo de la última década 
Está muy ceñido por el Edusi. Podíamos haber hecho ingeniería financiera pero hemos preferido ser realistas porque programar muchas inversiones para no ejecutarlas... Nuestra intención es materializar todas las inversiones que hemos previsto. Ya vendrán años mejores en los que tengamos más ingresos, pero si tenemos en cuenta lo que cuestan los servicios y el personal, o que contratos como el agua o la basura cada vez son más caros, ya que si sube el salario mínimo hay una repercusión en el coste de la prestación. Al final, lo que nos queda para inversiones está limitado. Repito, siempre podíamos haber hecho ingeniería financiera porque el papel aguanta todo pero no es lo correcto.

 

Se les ha criticado el hecho de que la inversión más importante para la ciudad el próximo año es la ampliación del cementerio
Es que es una obra necesaria y vale lo que vale, pero hace falta. Y no es cierto que sea la obra más importante, lo son las inversiones relacionadas con el Edusi, proyectos bien dirigidos y seleccionados que pueden dar un cambio a la ciudad, a los parques, a las zonas desfavorecidas... 
Además, es importante hacer un control de las concesiones que tenemos porque para asegurarnos de que los servicios funcionan como tienen que hacerlo. El ciudadano lo que quiere es tener las calles limpias, que es lo estamos intentando, que el servicio del agua funciones bien, que las comunicaciones y el tráfico en la ciudad no generen problemas, que la policía esté vigilante... En inversiones podemos hacer un palacio de congresos si queremos, pero para que se quede ahí y ocurra lo que ha ocurrido con el que tenemos...

 

Una decisión polémica en la confección del presupuesto ha sido la reducción de las ayudas a colectivos y asociaciones, y el establecimiento de un sistema de concurrencia competitiva para acceder a ellas
En Palencia hay asociaciones que funcionan y trabajan muy bien, que vale la pena apoyar, y otras a las que hay que dar una vuelta. Los ciudadanos quieren que el dinero del Ayuntamiento, que es el suyo, sea bien gastado. Esa es nuestra intención. Teníamos ya una recomendación de eliminar las subvenciones nominativas e ir a concurrencia competitiva, estableciendo unos objetivos y una seriedad. Es lo que estamos intentando más allá de la reducción.

 

¿Tienen pruebas de que hay asociaciones que malgastan el dinero que se les entrega? 
La percepción es que muchas veces hay subvenciones duplicadas para el mismo fin a través de asociaciones que quizá no reviertan a la sociedad esa ayuda. Y, después, también hay otras en las que su mayor ingreso es la subvención que reciben y eso no puede ser, deben tener un número mínimo de socios e ingresar a través de las cuotas o de actividades que realicen, no puede ser que vivan solo de la subvención pública.

 

En enero presentarán las ordenanzas fiscales para 2020. Cuando presentó el presupuesto, usted ya dejó entrever que está manejando la actualización de los valores del catastro, lo que supondrá una importante subida del IBI 
Ahora actualizaremos el IBI según lo marcado en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, 3% por 100 más o menos, y la idea es llevar a cabo una revisión de la ponencia catastral, ya que la última vez que se hizo fue en 1996, hace demasiados años y habría que actualizarla. 

 

En política a eso se le llama catastrazo y siempre es una medida muy criticada... 
Es una actualización que se hace en 10 años, pero vamos a estudiarlo y plantearlo como muy pronto para 2021, si finalmente lo hacemos. 

 

En el informe del tercer trimestre sobre las cuentas municipales que realizó Intervención, se decía que el Ayuntamiento cumplía con la regla de estabilidad presupuestaria pero no con la de gasto. ¿Se va a corregir antes de que acabe el año?
No vamos a sobrepasar la regla de gasto. Dadas las inversiones a fecha de hoy, en un 99,99 por ciento cumpliremos perfectamente los dos límites impuestos por el Gobierno.