Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Adiós a un clásico de la restauración

Rubén Abad
-
Adiós a un clásico de la restauración - Foto: Sara Muniosguren

El Restaurante Papareschi, el primer italiano de la capital, bajó ayer la persiana por última vez tras más de tres décadas de frenética actividad

Palencia, 7 de abril de 1986. Mucho antes de la llegada a la ciudad de las grandes cadenas de comida rápida, abría sus puertas en el número 1 del paseo de la Huerta de Guadián el Restaurante Papareschi, un local  que con el paso del tiempo se ganó el respeto y admiración de los capitalinos a partes iguales, hasta el punto de convertirse en un imprescindible de la restauración palentina.   
Lejos de ser un lunes cualquiera, el de ayer pasará a la historia de la restauración palentina como el día en el que este ya legendario restaurante cerró la persiana por última vez tras 33 años de frenética actividad al servicio de una clientela fiel que la familia Requena se ganó gracias a un trabajo y una dedicación dignas de mención.

*Más información en la edición impresa y en la app de Diario Palentino.