Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Áñez designa al primer miembro del nuevo Tribunal Electoral

Europa Press
-
Áñez designa al primer miembro del nuevo Tribunal Electoral - Foto: MartÁ­n Alipaz

Salvador Romero Ballivián es vocal del TSE en representación del poder Ejecutivo y como "garante de la limpieza del proceso venidero", en relación a los próximos comicios

La autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, ha designado este lunes al primer miembro del nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE), conforme a la ley aprobada por consenso en el Congreso para poner fin a la crisis política que sufre el país desde las elecciones presidenciales del 20 de octubre.

Áñez ya ha tomado juramento a Salvador Romero Ballivián como vocal del TSE, en un acto que se ha celebrado en el Palacio de Gobierno ante miembros del Ejecutivo y del Legislativo.

"Tengo la enorme satisfacción de presentar al doctor Salvador Romero Ballivián, quien ha sido designado como vocal del Tribunal Supremo Electoral en representación del poder Ejecutivo", ha dicho Áñez, según informa la agencia de noticias oficial ABI.

La mandataria en funciones ha destaca la dilatada experiencia de Romero Ballivián en el ámbito electoral, afirmando que será "un garante de la limpieza del proceso electoral venidero".

"Los bolivianos pedimos elecciones limpias, justas y transparentes y (...) mi Gobierno tomará las determinaciones necesarias para apoyar un proceso electoral integro", ha aseverado.

El nuevo vocal del TSE, por su parte, ha considerado que "se requiere reencontrar la misión auténtica del Tribunal Electoral como una institución independiente de los poderes y partidos, garante de procesos (...) que desembocan en resultados verídicos sobre los cuales se construyen gobiernos legítimos".

Diputados y senadores tanto afines a Áñez como al ex presidente boliviano Evo Morales llegaron el fin de semana a un acuerdo para aprobar en el Congreso un proyecto de ley que establece la hoja de ruta para celebrar nuevas elecciones.

De acuerdo con la ley, que fue promulgada el domingo por Áñez, debe nombrarse un nuevo TSE en un plazo máximo de hasta veinte días, tras los cuales el Tribunal Electoral debe llamar a las urnas en los dos días siguientes.

Además, la ley veta expresamente a Morales y al que fuera su vicepresidente, Álvaro García Linera, como candidatos a la reelección, anula los comicios del 20 de octubre y ordena que Áñez abandone el poder en un plazo de 15 días.