Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Investigado un cura por enviar un vídeo sexual a una menor

SPC
-
Apartan a un cura por presunto "comportamiento deshonesto"

El juez le deja en libertad con cargos y con una orden de alejamiento de la niña de 14 años a la que, supuestamente, remitió la grabación. El Arzobispado lo aparta del sacerdocio mientras se aclara lo ocurrido

El sacerdote detenido (y puesto en libertad con cargos y una orden de alejamiento) por un delito contra la libertad sexual de una menor de 14 años es el mismo que fue investigado en 2010 por unos comentarios "subidos de tono" a otra niña de la misma edad, cuando era párroco en Zaratán, un caso del que salió finalmente exonerado.

Entonces, Ó.F.L. también fue apartado de sus funciones por el Arzobispado después de que un padre le denunciara tras descubrir que había mantenido conversaciones a través de internet con su hija, utilizando expresiones como «bellezón de chica» o diciéndolo que estaba «estupenda y más en esa foto principal en bikini tan sexy».

Ahora la historia se repite, pero con un vídeo sexual que, al parecer, el sacerdote (ahora en la iglesia de Las Angustias) habría remitido a otra niña de 14 años, en palabras del Arzobispado de Valladolid, un "comportamiento deshonesto" hacia una menor que habría derivado no solo en la decisión de Ricardo Blázquez de apartarle del sacerdocio, sino en su detención, un hecho que se produjo el pasado domingo por orden del juez José María Crespo, titular del Juzgado de Instrucción 1 y encargado del caso. Lo hizo, según detallan fuentes jurídicas, de común acuerdo con la Fiscalía Provincial de Valladolid. Después de interrogarle y valorar el caso, el juez decretó su puesta en libertad, aunque con medidas cautelares: orden de alejamiento y prohibición de comunicación con la víctima, así como la obligación de comparecer en sede judicial una vez al mes.

El detenido está siendo investigado por un delito contra la libertad e indemnidad sexual de menor de 16 años, en concreto en la modalidad contenida en el Artículo 183 ter del Código Penal.

"Comportamiento deshonesto"

Mientras la Justicia abordaba el asunto desde el punto de vista penal, la Archidiócesis lo hacía desde el suyo. Así, , el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, apartaba "temporalmente" del ejercicio público del ministerio pastoral a este sacerdote diocesano al conocer la apertura de esa investigación y de las medidas cautelares impuestas, tal como detallaban fuentes del Arzobispado en un comunicado en el que se definía como "deshonesto" el presunto comportamiento de Ó.F.L. hacia esa menor, a la que habría remitido un vídeo sexual a través de WhatsApp.

A través de esa nota de prensa, la Archidiócesis señala que, hasta el esclarecimiento de los hechos y sin menoscabar el derecho a la presunción de inocencia del sacerdote, ha iniciado un proceso de investigación canónica supeditado al resultado de las actuaciones de las autoridades civiles: "La Archidiócesis de Valladolid condena firmemente cualquier tipo de comportamiento que atente contra la integridad física y moral de los menores y de las personas vulnerables y actúa ante estos indicios de delito de conformidad con la jurisdicción estatal, del modo exigido por el Papa Francisco conforme al artículo 19 de su último Motu Proprio 'Vos estis lux mundi'", mantiene la nota, para concluir que, por respeto al procedimiento, a la intimidad de la posible víctima y a la citada presunción de inocencia, el Arzobispado no realizará "ninguna manifestación adicional" hasta que concluyan las diligencias judiciales correspondientes.