Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Desmontando algunos mitos de la alimentación

Agencias
-
El té matcha es un gran aliado coadyudante ya que tiene propiedades termogénicas, es decir, promueve la oxidación de las grasas y, por tanto, potencia el consumo de energía desprendiendo mayor calor corporal

Después de casi un mes comiendo y bebiendo prácticamente sin control, ha llegado el momento de decir basta y comenzar de nuevo con los hábitos saludables y desterrar otros que creíamos ciertos

- Beber dos litros de agua al día. FALSO.

Sí, has leído bien. No es necesario beber tal cantidad de agua ya que nuestro nivel de hidratación depende de múltiples factores como la actividad física, si somos o no fumadores o nuestra alimentación. No debemos obsesionarnos aunque sí es imprescindible mantener un nivel óptimo de hidratación que puede conseguirse no solo con agua sino también con sopas, frutas y especialmente con infusiones. "En este sentido, el té matcha por ejemplo, es un gran coadyudante ya que tiene propiedades termogénicas, es decir, promueve la oxidación de las grasas y, por tanto, potencia el consumo de energía desprendiendo mayor calor corporal. Por si fuera poco tiene un efecto regulador del apetito gracias a su capacidad para controlar el azúcar en sangre y, por tanto, evitando comer compulsivamente", señalan algunos expertos.

 

- Comer cinco veces al día acelera el metabolismo. FALSO.

El gasto metabólico de la digestión de una comida es insignificante respeto al valor total. Sin embargo, sí es cierto que si comemos algo entre horas y en poca cantidad es más fácil controlar la ansiedad y evitará que nos demos un atracón cuando lleguen las comidas importantes.

 

- Evitar las grasas o los hidratos nos ayuda a adelgazar. VERDADERO pero falso.

¿Cómo se explica esto? Pues muy fácil. Está demostrado que las dietas que suprimen algún grupo de alimentos como los hidratos de carbono o las grasas hacen que perdamos kilos rápidamente, pero no es menos cierto que son hábitos muy difíciles de seguir incluso a corto plazo y que tienen un efecto rebote aún mayor que otro tipo de dietas basadas en la combinación de alimentación equilibrada y ejercicio.

 

- Nada de comer fuera de casa. FALSO.

Encerrarse en casa haciendo penitencia de ayuno es una de las mejores maneras de arruinar la dieta. Dejar de lado nuestra vida social no es la solución, lo mejor en este caso es salir y disfrutar siempre siendo conscientes de lo que comemos. Procura elegir restaurantes con una carta variada que te ofrezcan posibilidades y alternativas que se adapten a los gustos y necesidades de todos los comensales.