scorecardresearch
Froilán de Lózar

La madeja

Froilán de Lózar


Historia interminable

10/09/2021

Hace unas semanas les hacía partícipes de la llamada de Marina desde el pequeño pueblo de Los Llazos, que ahora quiere tomar impulso gracias al interés que han puesto los nuevos vecinos en esa llamada a huebra como antaño.
Quiero ver la prueba porque soy reacio a creer en novedades sobre ruinas, y una tarde de finales de julio me dirijo a este pequeño pueblo situado a espaldas de la Peña Tremaya. Entonces compruebo, efectivamente, que algo ha cambiado dentro. No hace falta rebuscar mucho para notar un cambio.
Adara, que llegó a conocer todos estos pueblos, con la que me mantengo en contacto, deja un comentario en mi blog a propósito del nulo interés que muestran las autoridades por la comunicación de estos lugares: carreteras, internet, teléfono, transporte, servicios vitales para mantener la población y para que alguien se atreva a instalarse en una zona de montaña como la nuestra. Y cómo la política lo mueve todo, dependiendo si militas en el partido que gobierna en la Diputación o en la Junta. Vamos, que todos son intereses creados y todo obedece a una programación en la que siempre quedan fuera los más alejados o los que menos molestan, porque es evidente que para obtener algo, aunque se trate de algo justo y necesario, de algo que por ley deberíamos disfrutar, es obligado insistir un día tras otro, reclamar, molestar. Que nos distingan por tocahuevos y que al cabo resuelvan concedernos lo pedido por pesados y no para dotar el servicio deficiente de una antena, por ejemplo, que se cae al primer trueno y ya no vuelve la señal hasta unos días más tarde cuando alguien se digne a rearmarlo.
Los nuevos vecinos de Los Llazos, que han venido para vivir aquí, han tocado a huebra para reconstrucción y limpieza de fuentes y pilones, para levantar los muros del cementerio, y para restaurar el lavadero con una ayuda de Caja Burgos. Pero su intención va más lejos. Uno de los primeros edificios que te encuentras al entrar en Los Llazos, es la escuela, que está tente mientras cobro. Ya se hizo mención de ello en los Planes Provinciales y aunque se necesitan 129.000 euros, hay unas partidas para recuperar este edificio como albergue o casa del pueblo, canalizar el agua, habilitar rutas de senderismo y, lo más importante, lograr que el cuadro San Martín y el pobre vuelva a Los Llazos una vez que se acondicione y repare su iglesia.