A vuela pluma

Elisa Docio Herrero


¿Quieren los perros ser humanos?

04/04/2021

En las religiones judía, cristiana y sufí se mantiene que el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios. Luego los hombres también quisieron todo a la suya propia. Está pasando con las mascotas. Se atribuye a Walt Disney que diera vida, pensamientos, sentimientos y palabras a los animales como si fueran seres humanos. Hablan, lloran sufren y disfrutan con las mismas cosas que lo hacen los niños. En unas décadas se ha despertado una sensibilidad por el sufrimiento animal que a veces se desborda. Puede ser cuestionable el toreo y algunas formas de sacrificio animal o condiciones extremas de crianza, pero de ahí a hablar de gallinas violadas por el gallo resulta hilarante. Vivir en las ciudades nos aleja de la naturaleza, para acortar distancias introducimos en nuestros hogares animalitos vivos que satisfacen nuestra necesidad de intercambiar afectos, ya que no precisamos gato para librarnos de ratones, ni criar conejos para comer o hámster o serpientes. Hablemos de perros como miembros de la familia, la cosa se sale de madre. Un artículo publicado en El País refería la existencia de  «escuelas de lujo, aplicaciones de citas o taxis para perros». Además, se hacen celebraciones de bodas y fiestas de cumpleaños entre otros excesos, como la aparición en las universidades americanas de master en psiquiatría canina dentro de las facultades de veterinaria por si los canes se deprimen o se angustian. Hay canales de televisión especiales de pago para que no se aburran, y crean sustanciosos puestos de trabajo: un paseador y cuidador de perrhijos puede ganar entre 2.000 y 3.800 dólares al mes. Sin contar que los diseñadores de moda hacen su agosto «Louis Vuitton ofrece un collar de cuero con placa por 345 dólares, aparte la correa por 480 dólares». Y tantos niños sin hogar pasando hambre. ¿De verdad somos humanos?              www.elisadocio.com



Las más vistas