Antonio Álamo


Protagonistas

25/03/2021

Sobremesa de un día cualquiera. Por una vez las redes sociales no arden pero no es porque ofrezcan imágenes o frases incendiarias, sino más bien porque estamos en marzo y en las mañanas de este mes en vez de fuego hay frío en la calle y carámbanos en las cornisas. Cosas de las heladas. Sin embargo, desde hace un rato una curiosa novedad en las redes llama la atención por las características un tanto atípicas que ofrece.
En Twitter han aparecido juntos un texto - «¡Éxito, 14 grapas… Lo he dejado como nuevo!»- y una imagen de medio cuerpo de un ciudadano cuyo brazo derecho se alza sujetando un bisturí, como si fuera un Cid Campeador empuñando una Tizona a las puertas de Valencia. Y en Instagram, simultáneamente, puede verse un collage a lo Arcimboldo donde, en vez de berenjenas, coles y otros elementos vegetales, figuran esparadrapo, alcohol, gasas, pinzas y unas pastillas que recuerdan a las de paracetamol de 500 gramos. Un botiquín de primeros auxilios virtual.
¿Surrealista, no? Pues no, no lo es… el quehacer cotidiano ofrece muchas aristas de contemplación e interpretación y depende de cómo se mire. Por lo pronto, rara es la profesión que no dedica parte de su tiempo a este tipo de exhibiciones legítimas que, gusten o no, parecen estar de moda. A lo que no se presta tanta atención, sin embargo, es a un detalle capaz de marcar diferencias notables porque no es lo mismo realizar estas tareas durante el horario de trabajo o el de asueto. En cualquier caso, es fácil suponer que pacientes pero también pasajeros de trenes, aviones y autocares sean partidarios de que el protagonismo se adquiera fuera del horario laboral.
Por suerte, también, ambas descripciones sobre las redes son ficticias y hasta ahora no se conocen casos semejantes, más que nada porque los representantes del sector sanitario y los responsables directos de medios de transporte y de otros colectivos tienen preocupaciones cotidianas mucho más interesantes. El día en que decidan aplicar el mismo principio del capitán del Costa Concordia durante el horario de su jornada laboral del viernes 13 de enero del 2012, y solo es un ejemplo, tienen garantizado un lugar de honor en las redes sociales. Nosotros lo tendremos en el camposanto.