scorecardresearch
Elisa Docio Herrero

A vuela pluma

Elisa Docio Herrero


Entre el ratón y el gato

19/09/2021

Casado y Ayuso corretean por los pasillos de Génova; cuándo uno corre delante y la otra detrás, cuándo dan la vuelta al circuito se dan de morros y comienza la carrera inversa. Ayuso es ladina y, con su aparente simpleza, desliza mensajes que se cuelan por las mentes sencillas como el agua de una gotera que no se sabe de dónde procede pero cala. Casado cuenta con la vieja guardia, tan vieja que le hizo apostar fuerte por Ayuso para afianzarse en Madrid, más de lo que necesitaba el PP frente a tan débil oponente en el PSOE. Aquello de «el viejo el consejo» en estos tiempos de cambios veloces es de poco utilidad y tiende a la confusión. Tan contundente como arriesgada apuesta ha resultado a la larga de bastante ingenuidad. Casado convoca una convención nacional del partido, para darse un baño de masas y afianzar su liderazgo, en una fecha en que presuntamente no pueda acudir Ayuso porque se va de turné por EEUU. Feijó, con su poderío, aclara que ya avisó Isabel en julio al partido de cuando se iba de viaje. Casado no quiere ser eclipsado por la reciente triunfadora incontestable en Madrid e intenta solapar la fecha y que lo vea por la tele en la distancia. Pero Ayuso es mucha Ayuso, se ha venido tan arriba que su sombra es más alargada que la de Aznar y juega con Casado a no acabar de comunicar si acudirá a la convención o se irá de viaje. Lo que sí deja claro es que quiere hablar de su liderazgo en la Comunidad de Madrid, con lo que ensombrecería el multitudinario acto de caudillaje al distraer la atención de afiliados y simpatizantes poniendo el foco sobre sí y creando debates cruzados. Así lo ha definido con su singular modismo en la expresión «Al PP le va la marcha». Dos narcisistas en la cancha, el juego promete emoción. Igual hasta se olvidan un rato de su obsesión paranoide por Pedro Sánchez. www.elisadocio.com