Mariti Vela Prieta


Rectificar es de sabios

17/07/2020

Leer lo que el poeta, Alexander Pope, dijo: «Errar es humano, perdonar es divino, rectificar es de sabios» nos hace conscientes de que, en toda equivocación, cabe una rectificación. En ella va implícita la bondad del ser humano. 
Abby Johnson, protagonista de la película Unplanned, joven directora de una clínica abortiva, representa una dura historia real, vivida en primera persona, de la que se arrepiente al conocer el negocio y las mentiras que se esconden tras todo ello. Supo rectificar y cambiar el rumbo de su vida dedicándose a proteger tantas vidas inocentes que mueren sin derechos, sin dignidad, arrojadas a un cubo de basura; y a tantas mujeres vulnerables que sufren una violencia de género encubierta por no encontrar otra salida a falta de ayudas para seguir adelante con su maternidad. Muchas de ellas con importantes secuelas psicológicas a posteriori. Es bueno recordar que todavía quedan personas valientes que respetan la vida como derecho fundamental y quiero creer que, aunque normativas y leyes obliguen a realizar abortos en la sanidad pública, muchos sanitarios se acogerán a la objeción de conciencia y al Juramento Hipocrático que hicieron al iniciar su carrera y que, entre otras cosas, especifica claramente: «Me abstendré de aplicar a las mujeres pesarios abortivos»,  y que tras la II Asamblea General de la Asociación Médica Mundial, reunida en Ginebra en 1948 quedaría formulada como: «Tener absoluto respeto por la vida humana desde el instante de la concepción».  Para terminar diciendo: «Si lo quebrantáis, que vuestra conciencia y el honor de la profesión médica en la que acabáis de ingresar os lo demanden». Compañeros médicos, os animo a seguir  luchando en defensa de la vida que es futuro y prosperidad, crecimiento y desarrollo, el verdadero progresismo que la sociedad actual necesita.  Y, los que legislan para que los demás se manchen las manos de sangre inocente, que lo hagan ellos y sientan en su conciencia, si la tienen, el peso de la muerte.



Las más vistas

Opinión

A retaque

La crisis y la pandemia debe (puede) animarnos a la reflexión, impulsando la capacidad de reacción