scorecardresearch
Ilia Galán

Ilia Galán


Todos al bar

22/05/2023

In taberna quando sumus... Así canta un carmina burana célebre, en la radio o en los conciertos, llegando desde el Medioevo a nosotros, con la versión de Karl Orff... España es un país vertebrado a través de bares o tabernas, cafés, lugares donde se bebe y se come, se encuentran los miembros de un territorio... No es ajeno esto a Francia o Italia, pero si en Inglaterra o Irlanda los pubs tienden a ser encuentro nocturno de alcohólicos, aunque a mediodía sirvan como restaurantes, en nuestras tierras son centros sociales donde uno halla consuelo y consejo, a veces algo ebrio, sobre la vida con sus congéneres. Por eso los alcaldes de los pequeños pueblos tiemblan cuando desaparece el bar... La iglesia y la taberna son centros esenciales de la vida social de nuestros núcleos urbanos... Si no, el cementerio del lugar sirve como símbolo de un tedio que da que pensar. Ya hay casi dos de cada diez de nuestros municipios, la mayoría de menos de cien habitantes, sin este lugar fraternal, el bar. Mientras España es un país tabernario, en esas zonas despobladas sucede poco a poco lo contrario. Centros de apoyo mutuo, consejo, aliados contra la soledad, lugares de avisos o emergencias... Conviene eximir de impuestos y ayudar económicamente, como un bien social, a las familias que quieran regentar los bares y así se empieza a hacer, comenzando a dar subvenciones tabernarias en algunas localidades, ofreciendo casa a quienes los regenten, alquileres simbólicos o casi gratuitos... Si las carreteras son esenciales para comunicar unos núcleos de población con otros, también las carreteras afectivas, los centros de encuentro lo son.
Parroquias, enfermeros y médicos, la salud del alma y el cuerpo, mantienen en pie nuestros pueblos y el trabajo del campo: agricultores o ganaderos..., escuelas y el bar, ahí es el lugar donde os espero, leyendo el periódico Palentino, comentando las noticias con unos u otros... Por la mañana con el café y tal vez conectado a Internet y al mundo entero, como ahora estoy haciendo, en una lejana aldea de otro país muy similar al nuestro. Por la tarde, con en rico vino y los amigos. Digo.