scorecardresearch
Julio César Izquierdo

Campos de Tierra

Julio César Izquierdo


Jumento

18/03/2023

Si quieres vivir contento hazte el jumento. Se lo hemos escuchado muchas veces a Don Tiburcio, que anda como loco últimamente, pues le han tocado de muchos partidos políticos. Que sí, que llamar han llamado, para interesarse por su estado de salud. Incluso alguno se ha atrevido a pedirle que se sume a sus filas. Otros que se presente con sus siglas. Y el resto para ver si es tan fiero como lo pintan. Pero todos con amor y respeto, las cosas como son. Sea como fuere no parece que esté ya por estas labores, que bastante tiene con la ciática, la artrosis y mantener la paz interior. Muy importante. Prefiere respirar, nominar a las cosas por su nombre, decir lo que tenga que decir a quien proceda y quedar tan ancho como pancho. Nada debe y nada pide. Cierto es que, de un tiempo a esta parte, se viene haciendo el tonto, porque mejor hacérselo uno mismo para que, cuando te lo llamen los demás, llueva sobre mojado. Es más, como bien contamos aquí, andaba ya muy solicitado como influencer de lo rural, predicando en el desierto de la Castilla Interior, lugar donde sigue quedando gente a pesar de los que desean que allí no quede nadie. Apuntando también que ahora se oirá el jaleo de las municipales, que en nada hay que elegir concejales y mandatarios. A todos, les desea la mejor de las suertes, porque es de valorar que tengan ánimo y ganas a sabiendas de que la encomienda no es fácil. Vamos, que lo intentarán, que pondrán toda la carne en el asador para que nuestros pequeños pueblos (y algunos más grandes) tengan futuro ya no a largo plazo: con que resistan el presente nos damos con un canto en los dientes. Y ese rumor no será un canto de sirenas, será una piedra pulida, rodada, que lleva dando vueltas desde tiempos inmemoriales. Elemento natural y orgánico que todo el mundo barrunta y que ha servido para tropezar tantas veces que ya no se sienten ni los golpes en las espinillas. Son metáforas, de ésas que nos regala un hombre enjuto, bregado en mil batallas y que parece batirse en retirada, aunque enseguida se le pasa y vuelve a la acción. No sé, en verdad os digo que quiere afrontar la recta final con felicidad, morando en la ignorancia. Y vuelta la burra al trigo; que si quieres vivir contento hazte el jumento. 

ARCHIVADO EN: Salud, Influencer