Mª Ángeles de la Torre Bugidos


Despertar de nuestra anestesia

15/02/2021

EN el 2030 no tendrás nada y serás feliz es el slogan del Foro Económico Mundial, celebrado en Davos (Suiza). El Foro es una institución sin ánimo de lucro formada por empresarios, políticos, periodistas e intelectuales de diferentes países para analizar los problemas más apremiantes que afronta el mundo y, entre ellos, la salud y el medio ambiente desde 1971.
En el encuentro anual de 2021 que ha tenido lugar recientemente han apoyado la decisión de acelerar la AGENDA 2030 de Naciones Unidas que incluye hasta 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible, entre ellos la ideología de género que da pasos de gigantes con el nuevo proyecto de ley trans de la ministra de Igualdad, Irene Montero
En España, la implantación de esta agenda está en manos del vicepresidente segundo de Gobierno, Pablo Iglesias.
¿Por qué ese adelanto?
Porque gracias a la pandemia han visto que la población estamos lo suficientemente preparados, sometidos, como para hacer realidad lo que han venido a llamar «El Gran Reseteo», un proyecto que pretende implantar un modelo socialista mundial y sin fronteras, donde las empresas no tendrán el control de su compañía, porque también formarán parte de ella el gobierno de turno y el Estado, entre otros agentes interesados.
La Agenda 2030 con sus objetivos y el gran reseteo están marcados por una cultura de la muerte que sigue unas estrategias claramente diseñadas e implantadas concienzudamente en nuestra sociedad desde hace décadas.
Es hora de despertar, buscar y conocer la verdad para defender los valores básicos sobre los que Europa se fundó: la filosofía Griega, el derecho Romano y los valores del Cristianismo. 



Las más vistas