scorecardresearch
Luis Miguel de Dios

TRIGO LIMPIO

Luis Miguel de Dios

Escritor y periodista


Riesgos

12/07/2022

Nos ataca otra ola de calor, no sabemos si africano o autóctono. Según los expertos, durará unos cuantos días, así que será complicado dormir sin sudar y pisar la calle a determinadas horas. Los viejos suelen decir que tanto calor, o más, hacía en sus tiempos y tenían que salir al campo o trillar en la era a pleno rechisol sin aire acondicionado y sin ducha al volver a casa. Muchos jóvenes de ahora no saben ni lo que era la trilla ni la siega a hoz ni dar vueltas durante horas y horas a la parva sin más defensa que un sombrero. Los tiempos adelantan que es una barbaridad. Por eso ahora la Agencia de Meteorología nos avisa con antelación suficiente para que tomemos precauciones y evitemos riesgos innecesarios. Nos dice los grados que alcanzará el termómetro, la intensidad de los vientos, las posibilidades de que haya tormentas y todo aquello que pueda sernos útil para no vernos muy afectados por estos fenómenos climáticos. Y esta vez, y ojalá sirva de precedente, la Junta sí ha hecho caso de las alertas y ha decretado el nivel máximo de riesgo, lo que quiere decir (o eso nos cuentan) que todo el operativo está disponible por si acaso surgieran esos incendios que todos los veranos nos hacen temblar. No lo hizo a finales de junio cuando la primera gran ola de calor y cuando, inexplicablemente, el famoso Operativo estaba al ralentí, muy por debajo de su capacidad y de las necesidades. No nos hubiéramos enterado de no haber ocurrido el desastroso incendio de la sierra de la Culebra, en Zamora, pero sucedió y, un par de semanas después, nos seguimos preguntando por qué la Consejería de Medio Ambiente actuó tarde y mal. ¿Qué diferencia real existió entre aquella primera ola y la actual?, ¿únicamente la burocrática, la que fijaba, porque sí, por el protocolo, la fecha del 1 de julio para actuar al 100%? No es fácil explicárselo ni a los agentes forestales ni a los vecinos de la zona, todos perjudicados en algo. Veremos que dice Suárez-Quiñones cuando comparezca en las Cortes. No lo tiene nada fácil. ¿Por qué ahora sí y antes no? Me temo que va a irritar a muchos y convencer a pocos.