El rincón palentino

José Javier Terán


Palencia y su río

26/06/2020

Las ciudades que, como la nuestra, no tienen vocación de mar porque este no se encuentra en sus alrededores; pero que, en cambio, sí tienen su río próximo que las surca, como es el caso de Palencia, qué duda cabe que sí viven volcadas hacia el mismo y tratan de integrarlo en el recorrido urbano, para el goce y disfrute de los ciudadanos.
En nuestra capital, por aquello de que el río Carrión pasa por ella, estando plenamente integrado en la misma, goza de un recorrido urbano a su misma vera que es un privilegio pasearlo.  Y así lo demuestra el hecho de que se encuentren tan frecuentados en distintas horas del día los diferentes paseos existentes junto a sus riberas.
Ocurre, empero que, si bien hay tramos de sus riberas a su paso por la capital que se encuentran perfectamente sumados a la urbe y fielmente incardinados en su recorrido urbano, existen otros que, aunque cercanos también al territorio urbano y frecuentados por muchos palentinos, sin embargo no se encuentran en la actualidad agregados como tales a la ciudad en las mismas condiciones de accesibilidad y facilidad de entrada y recorrido por muchas de sus sendas periurbanas, como lo están las que se encuentran en los tramos más urbanos del río.  
Y es justo en esta tarea, en la que se encuentra empeñado en estos momentos el consistorio capitalino, regenerando unas áreas y unas sendas peatonales que, aunque definidas por el uso, adolecían de una delimitación y una recuperación paisajística y ambiental adecuadas para sus entornos; dotando a la zona de algún tipo de mobiliario urbano, con plantación inclusive de algunos árboles ribereños.
Y, además, aprovechando las pilastras del antiguo puente que permitía el paso de aquel viejo tren burra del pasado, lanzar una pasarela sobre ellas. Con lo que esta parte norte del río, quedaría también integrada plenamente en la ciudad.
Nuestro río Carrión que, a lo largo de todo su recorrido, ha sido cantado por diferentes poetas en bellos poemas a su vera inspirados, se encontrará tras este lavado de cara de algunas de sus riberas urbanas, mucho más presentable y mejor dispuesto para el goce de quien lo recorra a través de estas sendas.