scorecardresearch
Elisa Docio Herrero

A vuela pluma

Elisa Docio Herrero


Tanta culpa…  

22/08/2021

«Tanta culpa tiene el que mata como el que tira de la pata». En Occidente estamos indignados con los talibanes, no digamos las mujeres, aterrorizadas de lo que se les viene encima a las afganas. Pero todo surge por alguna razón. Tras la retirada de las tropas soviéticas en los años 90, en las escuelas islámicas de Pakistán y Afganistán se formaba a los jóvenes (talibán: estudiantes buscadores de la verdad) con la pretensión de unificar el país ante tan variopinta población étnica y religiosa mediante una guerra santa radical bajo el paraguas del Corán.  Con la ayuda de las armas y la financiación de Arabia Saudí y Emiratos Árabes consiguieron imponer una brutal dictadura (1996-2001) terminada con la intervención estadounidense.  Ahora, Joe Biden dice que su presencia en Afganistán tenía solo el fin de encontrar a Bin Laden, y sin más preámbulo saca sus tropas dejando al frente un gobierno débil impuesto por los propios EEUU que controlaban sus políticas. Lo que nos cuentan es que ese país ha sido el campo de batalla de guerras desplazadas (entre Rusia y EE UU, Pakistán e India, Irán y Arabia Saudí, China y Occidente). Desde el 2001 se replegaron a las montañas formando un grupo armado hasta los dientes y autofinanciado con los impuestos del mercado del opio. Nunca existió por parte de EEUU la intención de destruir totalmente a los talibanes ni tampoco la reconstrucción del país. Hoy, la destrucción de la cultura, de las libertades individuales y colectivas y de los derechos vuelve a estar en el objetivo. Las mujeres van a volver a sufrir el terror de una cosificación que ya conocen. La testosterona con armas y la inteligencia femenina encerrada. Y las generaciones de jóvenes verán mediatizada o suprimida su formación con las universidades cerradas o intervenidas. Pero en el resto del mundo lo consentimos.
                   www.elisadocio.com