Sin Perdón

José María Nieto Vigil


Homenaje a nuestros sanitarios     

19/02/2021

No puedo renunciar a mi más sincero agradecimiento a los sanitarios del Hospital Río Carrión de Palencia. He estado ingresado en la planta 11 a consecuencia de una neumonía bilateral causada por el maldito coronavirus. Me he convertido en testigo involuntario de lo que les quiero manifestar. Mis palabras no son exageradas, creo que se quedan cortas para manifestar mi sentida emoción al recordar aquellos aciagos días. 
Desde que ingresé en Urgencias hasta el día que recibí el alta médica, el personal sanitario me ha demostrado coraje, exquisita profesionalidad, un infatigable esfuerzo y, lo que es muy importante, una humanidad y sincero respeto hacia el paciente. No puedo dejar a nadie fuera de este sencillo homenaje: médicos, enfermeras, celadores,  personal de limpieza, responsables del servicio de comidas. Pero quisiera  destacar al doctor Francisco del Castillo. Qué excepcional facultativo y mejor persona. Mis conversaciones con él pronto me demostraron su categoría humana y encarnadura moral. 
Nuestros sanitarios han sido, son y, lamentablemente, serán héroes en el silencio. Llevan más de un año disputando una desigual partida con la pandemia, soportando un estrés diario y constante, siendo la vanguardia frente a la ofensiva criminal del virus, asumiendo que la pelea será larga, violenta y cruel. Sin embargo, pese al tiempo transcurrido, pese al cansancio acumulado durante los meses vividos, siguen con el mismo arrojo y coraje que el primer día. Se han convertido en nuestros ángeles custodios, intentando arrebatar a la muerte y a la siniestra enfermedad miles de vidas. Creo que no somos suficientemente conscientes del lujo de personal sanitario que tenemos. Tampoco puedo dejar de tener presente al personal de ambulancias, a los equipos de urgencias y, como no, a quienes están en la trinchera de las UCI. Todos, absolutamente todos, son un ejemplo merecedor de todo. Yo desde aquí propongo a la corporación local que se de el nombre de ‘Sanitarios de Palencia’ a una avenida, o levantar un grupo escultórico en algún lugar distinguido de nuestra ciudad.