scorecardresearch

En pie de guerra y con los camiones parados

J. Benito Iglesias
-

Unos 60 transportistas autónomos se concentraron en el estadio de fútbol y recorrieron el vial con las cabinas de sus vehículos contra la subida del combustible y el bajo precio de los portes

En pie de guerra y con los camiones parados - Foto: Juan Mellado

Están de huelga indefinida desde el lunes y la pasada semana algunos ya se vieron obligados a parar sus camiones al no poder rentabilizar los gastos que supone salir a la carretera a diario. Se trata de los transportistas autónomos y, ayer, con una convocatoria espontánea hecha horas antes, se concentraron en el aparcamiento del estadio Nueva Balastera. El motivo es muy claro: no pueden más con los altos costes del combustible, sufrieron lo suyo como servicio esencial en los peores meses de la pandemia, y los bajos precios pagados por los portes de mercancía no compensan con ingresos suficientes un trabajo duro que supone estar varios días fuera de casa.

Unos 60 camioneros, con las cabinas y sin remolques de carga, recorrieron el vial hasta la rotonda de La Tejera para regresar de nuevo al estadio de fútbol y mostrar su malestar públicamente al volante y haciendo sonar las bocinas. «Lo pagado por transportar mercancías -pese al acuerdo de las empresas con el Gobierno el pasado año- no sube en proporción a los altos precios del combustible. La situación es insostenible ya que puedes tener un mes bueno y cubrir gastos pero lo normal es perder dinero. Queremos visibilizar que durante la pandemia éramos los héroes que abastecíamos al país con nuestro trabajo de todo tipo de productos y ahora nadie se acuerda de nosotros. Nos fríen a impuestos y, junto al combustible, está el rodaje, el mantenimiento y, ahora, que se quiere cobrar un peaje en las autovías con el alto coste que ya supone comprar y tener a punto un camión», explica Mariano López.

Un 80% de los transportistas palentinos son trabajadores autónomos con entre uno y tres camiones en su flota. «Tenemos una empresa familiar pequeña y esto cada vez se pone peor. La patronal no nos ayuda como ocurre con las administraciones públicas. Cuando el 22 de diciembre pasado estaba el gasóil a 1,30 euros había que parar ahora que está a 1,80 y los grandes del sector  no nos hace caso, hay desunión y los pequeños vamos a acabar muy mal», añade Enrique Prieto. «Cambiamos el dinero que entra por el que sale y no hay casi beneficio. Ahora nos da lo mismo estar parados y si en esta protesta sacamos una bajada del combustible es lo que tenemos por delante. El problema es que llevamos años con precios por el transporte muy bajos», concluye Juan José García.

En pie de guerra y con los camiones parados
En pie de guerra y con los camiones parados - Foto: Juan Mellado