No puede pasar otra vez

Alberto Moreno
-

Carles Marco, el técnico morado, no es de los que se escudarse en una gran racha para minimizar una derrota. Es exigente en lo bueno y en lo malo. Advierte que para seguir arriba hay que mejorar

No puede pasar otra vez - Foto: Sara Muniosguren

Carles Marco, técnico del Chocolates Trapa, es autoexigente, en la victoria y en la derrota, como fue el caso del choque en Coruña.
En la rueda de prensa posterior a ese partido, señaló que no se puede ganar un partido jugando sólo veinte minutos. Ya en frío, se reafirma. «Llevamos 2-3 semanas que no estamos tan finos a nivel de meter, no estamos disfrutando de nuestro juego. En Oviedo y Coruña no definimos como tocaba en la segunda parte y claro, en la segunda, el rival, en este caso Coruña, se pone las pilas, nosotros ya entramos en el partido, pero es difícil defender a un equipo que está también enchufado, con las pilas puestas», recuerda.
Eran dos conceptos diferentes de juego. Por un lado, el físico, por otro, el talento.Marco no cree que la clave fuese que Coruña llevase el partido a su terreno. «No es que fuese así, porque nosotros también podemos movernos en ese tipo de juego, como hicimos en Oviedo. Es cierto que hubo momentos en que nos sacaron del partido, que no nos dejaron jugar como normalmente lo hacemos y nos sacaron algo de punto, pero hubo otros en los que sí estuvimos bien, reaccionamos, igualamos el marcador, nos metimos en el partido, pero fallamos varios tiros libres y tanto va el cántaro a la fuente que acabamos perdiendo. Repito, llevamos algunas semanas no disfrutando de cómo jugamos y eso lo tenemos que trabajar durante la semana».
Alguna vez tenía que ser y no hay que rasgarse las vestiduras, pero el técnico morado no es complaciente. «Esa es una lectura, es cierto que el balance 7-2 es fantástico, pero a nivel interno debemos hablar y debemos mejorar, saber lo que no debemos hacer en los momentos importantes. La derrota no es alarmante, pero sí importante, no nos puede volver a pasar. Hay que entender bien lo que pasó en Coruña». En el futuro llegan equipos de un corte parecido al gallego. «Alicante quizás sea el que menos. Tenemos que saber adaptarnos a este tipo de rivales y estamos capacitados para ello».
Cuatro equipos están empatados en la tabla, pero no cree que el desenlace final se ciña sólo entre Valladolid, Mallorca, Trapa y Guipúzcoa. Palma tiene un calendario bueno, Valladolid y Guipúzcoa son muy regulares, pero Lugo irá a más con toda seguridad, al igual que Granada. Seremos más de cuatro. En cuanto a nosotros, si queremos seguir ahí, tenemos que hacer las cosas mejor».
Chocolates Trapa se ha ganado el respeto de sus rivales y muchos apuntan que es el gran favorito para el ascenso. «Es normal que nos puedan mirar así con un balance de 7-2, todos te quieran ganar. Creo que una vez que lleguemos al primer tercio liguero se empezarán a delimitar las cosas, saber quién puede estar arriba. Para estar nosotros debemos considerar cada partido una final».