scorecardresearch
Juanma Terceño

El hecho gastronómico

Juanma Terceño


De vinos calabreses

01/06/2022

Como lo prometido es deuda, aquí una pequeñita introducción a los vinos de Calabria.
Cabe destacar que la zona en la antigüedad era conocida como Enotria, por supuesto debido a la cantidad de viñedos que había en la zona, abarcando las actuales Calabria, Basilicata y Cilento. Los inicios de la actividad vinícola se deben a los griegos, hablamos de alrededor del siglo VIII A.C.
Es una región con mucha influencia de los mares Jónico y Tirreno, bastante montañosa llegando a superarse los 2.000 m de altitud, con multitud de pequeños viñedos muy atomizados que suman unas 9.000 hectáreas de superficie. Climáticamente es una zona de veranos secos y calurosos, siendo los inviernos fríos en las zonas montañosas. Hay reconocidas 9 DOC (Denominaciones de Origen Calificadas) y 10 IGT (Indicaciones Geográficas Típicas, o Vinos de la Tierra para nosotros). Cuenta con unas cuantas variedades de uva autóctonas, como Greco Bianco, Mantónico Bianco o Guardavalle en blancas, y Gaglioppo, Magliocco o Greco Nero en tintas.
Quizás en los vinos tintos los más importantes sean los de la DOC Ciró, con cuerpo, alta graduación, muy mediterráneos. Cuenta una leyenda que aquí se producía un vino llamado Krimisa, que era regalado a los campeones Olímpicos.
La superficie de viñedo es pequeña en comparación con otros cultivos, pero es muy interesante. Fundamentalmente están situadas las viñas en las zonas más próximas a los mares y menos en cotas más altas. Se elaboran blancos y rosados muy atractivos, con mineralidad, frescos y muy agradables de beber, y tintos con cuerpo pero bastante elegantes, de taninos pulidos y, por lo que pude probar, muy sutiles las notas de crianza en los vinos que han pasado por barrica. Creo que vinos jóvenes y de crianzas cortas son sus puntos fuertes.
Es una zona que tardó bastante en recuperar su espacio y fama tras la llegada de la filoxera, pero en las últimas décadas hay una interesante concienciación de desarrollo cualitativo de sus variedades locales y parece ser que está levantando la cabeza con orgullo. No digo que vaya a igualar la fama del Piamonte o la Toscana, las regiones vinícolas más míticas de Italia y dentro de las más importantes del mundo, pero les animo a probar y curiosear los vinos calabreses.

ARCHIVADO EN: Italia