Cs, en el momento decisivo para un 'sorpasso' histórico

SPC
-
Cs, en el momento decisivo para un ‘sorpasso’ histórico

La formación de Albert Rivera se toma la cita del domingo 26 como una segunda vuelta en la que dar el 'jaque mate' definitivo al PP, al que ya estuvieron a punto de superar en las elecciones generales

Ciudadanos va a por todas para desbancar al PP en las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo que, al estar tan pegadas a las generales de abril, son como una segunda vuelta para la formación naranja, que busca ahora gobernar allí donde tenga una mínima oportunidad. El partido de Albert Rivera parte de un palmarés que incluye 109 diputados autonómicos y representación en todas las comunidades salvo en Navarra, Canarias y Castilla-La Mancha (tampoco tienen en el País Vasco y Galicia, que celebran elecciones en 2020). Además, tras los comicios de 2015, fueron decisivos para que el PP pudiera gobernar en Madrid, Murcia, La Rioja y Castilla y León. A escala local, cuentan con 750 grupos municipales y 1.527 concejales, y controlan 72 ayuntamientos -la mayoría de pequeño tamaño-, entre los que destacan Mijas (Málaga) y los madrileños Villanueva del Pardillo, Arroyomolinos y El Molar.
Una situación que puede cambiar tras la próxima cita, porque si los naranjas extrapolan los datos del 28-A, tienen opciones de tener la llave del cambio en ciudades como Madrid, Málaga, Zaragoza, Huelva, Cádiz, Cartagena, Murcia o Ávila.
En el terreno autonómico, donde están en juego los gobiernos de 12 comunidades, Ciudadanos está seguro de que puede tomar la delantera al PP en Madrid y Aragón y, por tanto, asumir allí las riendas del Ejecutivo. Asimismo, consideran que tienen muchas cartas a su favor en Castilla y León, a pesar de haber vivido una grave crisis interna a causa del fichaje fallido de la expopular Silvia Clemente como candidata a la Presidencia de la Junta y la polémica generada después por las irregularidades en el recuento de votos de las primarias, que finalmente ganó Francisco Igea. Precisamente en este territorio, Cs pasó el 28-A de tener solo un escaño a ocho, mientras que los populares, que tenían 18 se quedaron en 10, con lo que los de Rivera están convencidos de tener asegurada la segunda posición y muchas opciones para apartar al partido de Pablo Casado del Gobierno después de más de 30 años.
Posibilidades de obtener mayoría tienen igualmente en Navarra, con la coalición que forman con el PP y UPN, como ya hicieron en las generales, en las que fueron la opción más votada con el 29,32 por ciento de los votos (dos escaños).
veto al psoe. Si veta al PSOE para posibles pactos, una decisión que la Ejecutiva no ha tomado, el partido naranja puede ser llave en La Rioja, Murcia y Extremadura haciendo frente común con el PP. Pero, en caso de romper el cordón sanitario a los de Pedro Sánchez, podría alcanzar el poder con los socialistas en Aragón, Extremadura y Castilla-La Mancha, donde los candidatos del PSOE comparten una visión similar a la de Cs en relación a la crisis desatada por los independentistas.
Sin embargo, la formación mantiene que su prioridad a la hora de pactar es hacerlo con los conservadores y asegura que solo se plantearía posibles acuerdos con «disidentes» del socialismo que renieguen de la estrategia de Cataluña, de las subidas de impuestos o del acercamiento a Podemos.
Si bien es arriesgado hacer previsiones para la cita de mayo en base a los resultados obtenidos en las legislativas, Cs afronta estas elecciones con el subidón de haber logrado 4.136.600 votos, casi un millón más que en 2016, y de quedarse a solo 219.423 de alcanzar al PP.
Menos aventurado es hacer pronósticos sobre las elecciones europeas teniendo en cuenta que se vota en circunscripción única. Así, de acuerdo con las proyecciones, la candidatura liderada por Luis Garicano obtendría entre 10 y 12 eurodiputados de los 54 que le corresponde elegir a España -en las anteriores de 2014 consiguió dos escaños y el 3,16 por ciento de los sufragios.