scorecardresearch

Las Hermanas Benedictinas de la Providencia celebran 50 años «educando en valores»

Laura Burón | Palencia
-

La escultura se instalará el próximo 28 de mayo en la rotonda más cercana al Centro, en el Paseo Victorio Macho. - Foto: Eva Garrido

La Congregación de Hermanas Benedictinas de la Providencia celebró ayer el 50 aniversario de su llegada a la capital palentina y de la apertura del Colegio Nuestra Señora de la Providencia, todo ello coincidiendo con la festividad de Santa Benita, fundadora de la Congregación.

Decenas de palentinos quisieron acercarse al Colegio para compartir esta efemérides con las hermanas que mostraron su satisfacción «por la buena acogida que recibimos hace 50 años por los palentinos y que hoy se mantiene», afirmó la Madre Superiora de las Benedictinas palentinas, Victoria Velasco. «Las primeras hermanas se sintieron como en casa a su llegada y ahora queremos agradecer el apoyo recibido por la gente del barrio, con la que trabajamos codo con codo y que son nuestra familia», añadió.

«Las hermanas no han perdido el hilo durante todos estos años. Han sabido adaptarse a los cambios educativos y por eso, haciendo las cosas bien, consiguen cumplir 50 años y ser un centro muy demandado», señaló el director del centro, David Ortega.

En cuanto a los retos de futuro, Victoria Velasco aseveró que seguirán en la misma línea «apostando por trasmitir valores cristianos a las familias. «Como dice el lema de esta fiesta Semillas del ayer, frutos del mañana, esta celebración es un recuerdo de lo hecho y una mirada hacia adelante. Hay que ver lo construido y afrontar nuevos retos, abiertos a toros proyectos como el Comenuis», añadió David Ortega.

En los actos en los que estuvieron presentes las autoridades locales y provinciales, el obispo de la diócesis de Palencia, Esteban Escudero y varias hermanas llegadas desde Italia, comenzó con unas palabras del director del Centro en las que dijo a las hermanas: «Sois el alma de esta obra y de este colegio». A continuación, el alcalde de Palencia valoró el trabajo de las Benedictinas de la Providencia al afirmar que «estáis haciendo el bien, ayudando y educando a los niños palentinos» y destacó su «educación integral basada en los valores».

Posteriormente, la madre superiora y el alcalde procedieron a descubrir la escultura donada por el artista Carlos Mediavilla a la ciudad en homenaje a estas bodas de oro de las hermanas. La obra, elaborada en acero y titulada La familia muestra a un padre y una madre a caballo y tras ellos un hijo, como símbolo del respeto hacia los padres y recordando el papel desempeñado por el Colegio de Nuestra Señora de la Providencia. La escultura se instalará el próximo 28 de mayo sobre un pedestal en la rotonda más cercana al Colegio, en el Paseo de Victorio Macho, cerca de Los Tres Pasos.

Tras descubrir la estatua, se celebró una eucaristía presidida por el obispo de la Diócesis y a continuación hubo bailes regionales con los grupos de danzas de los barrios del Ave María y del Cristo y el Jorge Manrique. Por la tarde, el AMPA organizó juegos infantiles, una merienda para alumnos y sus familias y una discomóvil.