La trastienda de la campaña

SPC
-

Los candidatos a la Presidencia de la Junta viven estos días una frenética agenda que les lleva a recorrer la Comunidad de arriba abajo con sus equipos de confianza

El candidato del PP a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, conversa con Pelayo Fernández (i) y con Carlos Paramio, y con su mujer, Fina, antes de participar en un acto electoral en Ávila. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

El movimiento es frenético estos días para los principales aspirantes a la Presidencia de la Junta de Castilla y León. Los líderes autonómicos del Partido Popular, el Partido Socialista, Podemos-Equo y Ciudadanos no tienen un respiro en sus apretadas agendas, y viven en un maratón constante por intentar convencer a los indecisos de la orientación de su voto. A su lado, sus equipos de confianza les asesoran y acompañan en un recorrido que en pocos días llegará a su fin, cuando las urnas dicten sentencia.

 

A bordo de un ‘talismán’

Manuel Iglesias, responsable de prensa, en el autobús electoral junto al candidato Luis Tudanca, Javier Izquierdo (i) y el periodista de la Agencia Ical.
Manuel Iglesias, responsable de prensa, en el autobús electoral junto al candidato Luis Tudanca, Javier Izquierdo (i) y el periodista de la Agencia Ical. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

El candidato popular, Alfonso Fernández Mañueco, viaja normalmente solo en el vehículo -un Renault Talisman- excepto si le acompaña su mujer o el secretario de Comunicación, Pelayo Fernández, porque tiene entrevistas con medios de comunicación en los lugares que visita. En los primeros días, en concreto en los actos de Miranda de Ebro, Palencia, Ponferrada o Benavente su esposa, Fina Martín, estuvo con él. Detrás del «simbólico» nombre del automóvil en el que viaja Alfonso Fernández Mañueco sigue a su rueda un vehículo de apoyo. El gerente regional, Pedro Viñarás, y dos auxiliares que trabajan en la sede y en el Grupo Parlamentario Popular le acompañan en labores de intendencia.
El lema de la campaña ‘Centrados en Castilla y León’ es seguido, casi sin desviarse, por Mañueco tanto en los mítines como en sus declaraciones, en las que insiste en que son el partido de centro derecha de la Comunidad. Los actos desarrollados en este ecuador de campaña han sido en hoteles o al aire libre, pero en espacios más reducidos y más recogidos de gente, con sillas para entre uno o dos centenares de personas, y lejos de acudir a polideportivos o foros más grandes. Fiel al eslogan de campaña, Mañueco es el protagonista en su gira para lanzar sus mensajes y presentar su «proyecto renovado» en la Comunidad.

 

Campaña electoral 4.0

El candidato a la Presidencia de la Junta, Pablo Fernández, junto a su asesora de Prensa y el vehículo electoral a su llegada al debate televisivo.
El candidato a la Presidencia de la Junta, Pablo Fernández, junto a su asesora de Prensa y el vehículo electoral a su llegada al debate televisivo. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

El PSOE de Castilla y León se ha dotado por primera vez de un equipo técnico para llevar a a cabo una campaña que consideran 4.0, puesto que cuenta con expertos en redes sociales, un fotoperiodista, un editor de vídeo y un fotógrafo. En esta ocasión el autobús de la caravana, que luce el lema ‘Ahora Castilla y León. Ahora Luis Tudanca’, está preparado con más puestos de trabajo para que puedan llevar a cabo su tarea, junto con el equipo de prensa y comunicación, y otros colaboradores. El rock de Extremoduro es la banda sonora frecuente de los viajes del líder socialista. El candidato, Luis Tudanca, siempre tiene cerca a dos responsables políticos, los leoneses Álvaro Lora y Óscar Álvarez, quienes le ayudan a preparar sus jornadas de trabajo, que arrancan por las mañanas con unos minutos de deporte y el repaso de la prensa y los temas que aborda cada día. Esa información se envía además a todas las provincias y es reproducida también por el resto de candidatos a las Cortes.
Aunque Tudanca viaja en el autobús de la caravana cada día, donde comparte reflexione e ideas sobre política u otros asuntos de actualidad, un coche de apoyo le acompaña en su ruta por Castilla y León, un monovolumen oscuro con la que en ocasiones su ruta se ve alterada para, si se acerca a León, descansar con su familia.

 

El ‘Pablomóvil’

El candidato de Ciudadanos a la Junta, Francisco Igea, acompañado por el secretario de Programas y Áreas Sectoriales de Valladolid, José Miguel García, y el responsable de Comunicación Digital y chófer, Mario Rodríguez, durante una visita.
El candidato de Ciudadanos a la Junta, Francisco Igea, acompañado por el secretario de Programas y Áreas Sectoriales de Valladolid, José Miguel García, y el responsable de Comunicación Digital y chófer, Mario Rodríguez, durante una visita. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

El equipo de Pablo Fernández, el candidato de Podemos-Equo, viaja en lo que ellos denominan el ‘Pablomóvil’, una furgoneta de segunda mano rotulada con el color morado de la formación y su cara. Junta a él van Javier Cembellín, el técnico que le acompaña, y Ana, su jefa de prensa. Confiesa que entre los tres existe muy buena relación y asegura que no hay jerarquías, «Pablo es igual que Javier y Ana» y entre los tres se complementan «muy bien». Ana aporta su juventud y Javier su experiencia, «con ellos es fácil trabajar», resume. Juntos recorren la Comunidad, haciendo hasta 8.000 kilómetros en estos días de campaña. Así sus jornadas se desarrollan ente actos, canutazos y encuentros con la prensa que afrontan «con muchas ganas». Fernández asegura que esta es la época que más le gusta en el año, porque es la que les permite estar en contacto con la gente y  puede calar mejor los mensajes de su programa, que según remarca «es el mejor para Castilla y León».
Durante la campaña han recopilado muchas anécdotas. Hay señoras que aseguran que no le votan por el pelo, «si me lo cortara conseguiría más votos», dice entre risas. Pero él se mantiene en su firme convicción de ser él mismo; a su juicio, esa es la esencia que les avala, por ejemplo «poder comer un bocata de cuatro euros» después de un duro día de campaña. 

 

Los hombres de Paco

La jornada arranca con el despliegue de ‘gadgets’ que no faltan en la vida de Francisco Igea, ‘tablet’, teléfono y baterías, muchas baterías y cables de carga porque los aparatos duran lo que duran y las jornadas también, son maratonianas e intensas. Desayuna café con leche, zumo y tostadas con pavo -en respeto a la dieta- y comienza a analizar cómo calaron los mensajes del día anterior y los del adversario. Paco, que es como le llaman en su círculo cercano, está ‘enganchado’ a la prensa y a las redes sociales. Repasa a fondo Twitter, donde es bastante activo y si hace falta contesta, con la ironía que le caracteriza, a alguno de sus oponentes. Y más pronto que tarde -es madrugador y las distancias mandan-, llegan ‘los hombres de Paco’. Mario, Nacho, Chemi, Luis y Rubén, un equipo de gente normal que no supera la media de 35 años que ya se encarga de subir Igea. De ellos el candidato destaca siempre su compromiso e implicación en todos los sentidos. El ‘Igea Team’ lleva recorridos en su Mercedes Vito más de 12.000 kilómetros en las tres campañas que suma el candidato -primarias, generales y lo que va de autonómicas-, que es como recorrer doce veces España de norte a sur. Tantas horas hacen callo, y eso se nota en el ‘feeling’, en el buen ‘feeling’, según informa Ical.