Jóvenes expertos en ciberseguridad

J. Benito Iglesias
-

Un programa municipal forma a 1.800 escolares de 9 a 16 años de 18 colegios en el uso racional de la red de redes y los juegos on line

Jóvenes expertos en ciberseguridad - Foto: Sara Muniosguren

«Tenéis que pactar con vuestros padres un tiempo limitado para jugar o utilizar Internet, ya que sobrepasar ese horario puede crear adicción. Hay niños que en su habitación se levantan por la noche y siguen jugando sin que sus padres se enteren. Es preciso reservar un espacio para hablar en persona con la gente que conocéis», señala una monitora ante una veintena de niños y de 5º de Primaria del colegio Ramón Carande, que recibe atenta todo tipo consejos para promover un uso racional y de forma segura de Internet, las redes sociales y los juegos on line.
«¿Cuántos de vosotros usáis redes sociales y utilizáis la play, fornite y otros juegos similares?», pregunta a los escolares que contestan con una tímida respuesta en forma de manos levantadas, que va creciendo en número en cuanto reconocen que tablets y móviles conectados a Internet ocupan una parte destacada de su día a día.
El Ramón Carande es uno de los 18 inscritos -con un total de 1.800 alumnos de 9 a 16 años de Primaria y Secundaria- que durante enero y febrero forma parte de un programa de concienciación con contenidos teórico-prácticos sobre el uso excesivo de las nuevas tecnologías, privacidad, redes sociales, ciberbulling, grooming, sexting, riesgos informáticos y seguridad en la red.
Las sesiones de una hora en el aula comenzaron esta semana con actividades y juego prácticos que se llevan a cabo en un grupo máximo de 25 escolares y son impartidas por 8 alumnos-trabajadores, procedentes del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, que se están formando desde el pasado mes de septiembre como expertos profesionales en el campo de la seguridad informática.
formarse para formar. María Ángeles Martín Matalbuena es la coordinadora-docente del denominado Programa Mixto de Formación y Empleo de Garantía Juvenil Palencia al Día II del Ayuntamiento. La iniciativa formativa se hace en coordinación con la Agencia de Desarrollo Local y está subvencionada por la Junta y cofinanciada por el Fondo Social Europeo.
«Los ocho monitores-trabajadores que se han formado previamente y luego imparten los talleres a los escolares están desempleados y tienen menos de 30 años. Para participar deben contar con título de Bachiller o similar para obtener la certificación profesional de seguridad informática. Varios estudios informáticos, Magisterio, Historia o Filología», explica María Ángeles.
La coordinadora-docente, ingeniera informática de profesión, recuerda que se ha empezado esta semana el lunes en el colegio Ciudad de Buenos Aires, ayer en el Ramón Carnada, y se continuarla la próxima semana en Padre Claret y La Salle. «Los niños se integran rápido ya que manejan muy bien las nuevas tecnologías y, aunque aportan mucho información y entretenimiento, deben conocer también los riesgos que llevan vinculados con un uso incorrecto», aseveró.
Los escolares, que trabajan con fichas y dinámicas de grupo que han elaborado los monitores, se llevan a casa un folleto informativo sobre lo que se les enseña y unas pegatinas destinadas a las cámaras  de móviles y tablets para garantizar su privacidad.
Pedro Pedrosa, uno de los ocho monitores de la actividad, resume su satisfacción sobre la primera ocasión en la que da una clase como forzador: «Se ve que los niños controlan la seguridad informática y saben mucho del manejo de nuevas tecnologías. Nosotros les acercamos los riesgos sobre un uso inadecuado y se implican en ello».
Silvia Valbuena, profesora de 5º de Primaria del Ramón Carande, valora la experiencia de forma muy positiva. «Los niños no ven el riego en Internet y los juegos aunque lo hablemos en clase. Los padres creen que lo controlan pero no es fácil. Este taller sirve de mucho, ya que es un tema que interesa mucho y además los niños trasladan a casa lo aprendido», enfatizó.



Las más vistas