scorecardresearch

20% de déficit de vigilantes en la prisión de Dueñas

J. Benito Iglesias
-

El director, Javier García, afirma que la ratio interno-trabajador se ajusta a las 680 plazas sobre 1.o80 posibles y reconoce que ser una de las cuatro cárceles con presos conflictivos causa problemas «puntuales»

20% de déficit de vigilantes en la prisión de Dueñas - Foto: Sara Muniosguren

El director de la prisión de La Moraleja en Dueñas, Javier García, cifró ayer en un 20 por ciento las carencias de plantilla en el  denominado área de vigilancia uno, es decir los funcionarios que desempeñan esta tarea dentro de los módulos. «La situación se produce porque este tipo de personal a los 56-57 años puede pedir la segunda actividad y desempeñar otra labor en el centro penitenciario. A ello se unen las 45 jubilaciones en el último año que aún no ha sido posible reponer», señaló en el acto institucional de la festividad de la Virgen de Merced. 

En este sentido añadió que, pese a la falta de personal, que no se da en otras áreas del centro como oficinas y distintos servicios penitenciarios, la ratio interno-funcionario mejora sustancialmente la que existía en 2010 cuando había 1.800 internos. «Ahora tenemos 680 sobre un capacidad óptima de 1.080 y contamos con cuatro módulos cerrados», dijo.

El máximo responsable del centro penitenciario explicó que a corto plazo no existe una previsión de poder reforzar la plantilla. «En 2020 no hubo oposición y en 2021 esta convocada y el examen será en noviembre, pero como muy pronto las primeras incorporaciones no llegarían hasta mayo de 2022 y vamos a tener que arreglarnos con el personal que tenemos. Hay un concurso, pero hay más bajas por segunda actividad y jubilación que los nuevos funcionarios que nos llegan a través de él», precisó.

20% de déficit de vigilantes en la prisión de Dueñas20% de déficit de vigilantes en la prisión de Dueñas - Foto: Sara Muniosgureninternos conflictivos. Respecto a los incidentes recientes con presos muy conflictivos que han causado lesiones a algunos funcionarios, Javier García expuso que «afortunadamente han sido pocos y puntuales» y los desvinculó de la necesidad de más plantilla en el área de vigilancia, y específico que el 95% de los funcionarios que lo atienden lo hacen de forma totalmente voluntaria

«En ese departamento trabaja el mismo personal de hace cinco y  diez años» dijo, para señalar que el problema es con los internos peligrosos, dado que Dueñas, junto a otros cuatro centros penitenciarios del país, tiene un departamento especial para albergar a este tipo de reclusos conocidos como de primer grado 91.3. «En este caso sabemos con los internos con los que trabajamos. En el resto de la prisión llevamos prácticamente dos años muy tranquilos y no hay ningún tipo de incidentes. De hecho La Moraleja ocupa el puesto 16 entre las prisiones con más conflictividad y hay 15 por delante, aunque lo ideal es que se dieran cero conflictos», arguyó.

Respecto a la vida carcelaria en tiempos de pandemia, el máximo responsable de la prisión eldanense explicó que se ha recuperado la normalidad. «Con la vacunación completa han concluido las restricciones y se han  reabierto tanto la comunicaciones en los locutorios con familiares como los vis a vis. Si todo sigue bien, se doblará el número mensual de ellas. Además, las talleres se han retomado hace tiempo y se trabaja para empresas de la calle normalmente», aseveró.

Respecto a los actos de la Virgen de la Merced, después de un año de ausencia se retomó la recepción de autoridades y se visitó una exposición de cuadros realizados en óleo, madera y materiales decorativos diversos.Tras los preceptivos discursos se entregaron a funcionarios por su especial dedicación y entidades colaboradoras seis diplomas, dos medallas de plata y una de bronce -en este caso a la ONG Aclad-, junto a una placa a 12 trabajadores que han cumplido 25 años de servicio en la prisión.

Sin brotes por Covid desde diciembre y el 97% de internos vacunados 

El centro penitenciario de La Moraleja en Dueñas mantiene todas las medidas de prevención contra la Covid-19 y, como señaló su director, Javier García, «por suerte no ha vuelto a haber brotes desde diciembre del pasado año», uno de los motivos para poder celebrar este año La Merced tras suspender la festividad en 2020.

«Ahora estamos bien y tenemos al 97 por ciento de los internos vacunados y al 100 por  100 de los funcionarios. Los que pueden estar pendientes son gente nueva que llega sin haber estado antes en prisión, internos con permisos y otros trasladados desde distintos centros penitenciarios. A este grupo se le mantiene en cuarentena y se realiza un test de antígenos al salir si no han sido inoculados», desgranó.

Javier García recordó que la mayor parte de la población reclusa está vacunada con una dosis única de la farmacéutica Janssen, aunque alguno de los que ha llegado recibió vacunas de otro tipo. «De momento el Ministerio de Sanidad no nos ha dicho nada aún, pero es muy posible que los internos que recibieron la monodosis de Janssen tengan que recibir una segunda», concluyó.