scorecardresearch

La reforma de Mayor Antigua elimina más de 30 aparcamientos

Carlos H. Sanz
-

El proyecto, que tiene un coste de 475.000 euros, propone suprimir más de 30 plazas para vehículos

En este tramo, desaparecen los aparcamientos de la derecha para ampliar las aceras. - Foto: Sara Muniosguren

El proyecto de reurbanización del tramo de la calle Mayor Antigua comprendido entre el cruce con la calle Doctrinos, la que discurre junto a la iglesia de San Miguel, hasta la plaza de Pío XII supondrá la eliminación de más de 30 plazas de aparcamiento, según se desprende del proyecto definitivo del que la Concejalía de Obras dio cuenta este lunes en comisión.

Aunque la memoria no hace referencia expresa al coste de la sustitución de toda la calzada y las aceras en el tramo de obras, en los planos que acompañan al proyecto se comprueba que desaparecerán más de la mitad de las plazas actuales. En la actualidad, esta parte de Mayor Antigua alberga unas 67 plazas para vehículos, pero no todas están disponibles porque cinco están ocupadas por una terraza y en otras dos no se puede estacionar por las obras que se están llevando a cabo en un edificio.

Así las cosas, el proyecto prevé la eliminación  de todos los estacionamientos ubicados en este tramo de Mayor Antigua, entre los cruce con las calles Doctrinos y Panaderas, 13 en total, y desde esa intersección hasta la plaza de Pío XII se prescinde de las aproximadamente 24 plaza que se ubican junto a la calzada izquierda en el sentido de la marcha. 

En este tramo, desaparecen los aparcamientos de la derecha para ampliar las aceras. En este tramo, desaparecen los aparcamientos de la derecha para ampliar las aceras. - Foto: Sara MuniosgurenAdemás, en la parte derecha, donde la capacidad de aparcamiento está en torno a los 30 espacios para vehículos, se ubicarán 10 alcorques donde se plantarán ciruelos rojos (Prunus cerasifera pissardii), de forma que se puedan estacionar tres o cuatro vehículos entre uno y otro, lo que supondrá una pérdida de al menos tres plazas.

El proyecto sí contempla una nueva zona de aparcamientos en batería en la zona de carga y descarga que está más cerca de la plaza de San Miguel, aunque no se especifica en ningún momento si seguirá estando destinada a este fin o podrá ser utilizada por los vecinos.

El Ayuntamiento necesita todo este espacio para ampliar las aceras de esta calle, ya que algunos son antiguos y se han ido construyendo con distintos criterios a medida que se construían los edificios, lo que hace que presenten un aspecto que desdice en comparación con los últimos que se vienen realizando en la ciudad, según explica el proyecto.

De hecho, hay partes de ese acerado que ni siquiera cumplen la normativa actual, como es el caso de los números impares en el tramo entre los cruces con las calles Doctrinos y Panaderas, o la acera de la derecha desde este último hasta Pío XII, donde no se reúnen las condiciones básicas de accesibilidad.

El Ayuntamiento demolerá calzadas y aceras para instalar un pavimento prefabricado de «hormigón descontaminante», que ya fue utilizado en la reurbanización del primer tramo de la calle, hasta el cruce con Juan XXIII. Se trata de pavimentos prefabricados de hormigón que, mediante un proceso parecido a la fotosíntesis, convierten los gases nocivos en compuestos inocuos para la salud humana y el medio ambiente. Toda la obra  tendrá un coste de 473.661,83 euros y se tendrá que ejecutar en cinco meses. 

 

Sin soterramiento de contenedores pero se incluye Marqués de Albaida

El proyecto definitivo que se llevó este lunes a la comisión informativa de Obras introduce varias novedades con respecto a la memoria informativa que manejaba el Ayuntamiento hasta hace un mes. La más señalada en que desaparece el soterramiento de los contenedores de basura ubicados en el cruce de las calles Mayor Antigua y Marqués de Albaida. 

En concreto, aquel documento hacía referencia expresa a la creación de una isla ecológica para albergar soterrados los contenedores de materia orgánica, envases, vidrio y cartón. Pues bien, en el proyecto definitivo no hay referencia expresa a esta actuación, ni tampoco hizo referencia alguna a ella el concejal de Obras, Facundo Pelayo, tras la comisión informativa. 

marqués de albaida. Otra novedad del proyecto es que incorpora la reurbanización del tramo de la calle de Marqués de Albaida desde la avenida Castilla hasta el cruce con Mayor Antigua. No será tan ambiciosa como la que se llevará a cabo en esta última, ya que se respetarán las aceras actuales, de reciente construcción y en buen estado. La calzada sí se reformará con idénticas características a las descritas para la calle Mayor Antigua e irá, al igual que en esta, a nivel de las aceras. 

Básicamente, se procederá a igualar la altura de los bordillos colocando directamente sobre la calzada actual un adoquinado, con lo que el aspecto estético de ese tramo mejoraría notablemente, según se recoge en el proyecto. Al elevar la banda de rodadura de los vehículos, se deberá crear una rampa de acceso desde la avenida de Castilla.