scorecardresearch

Las demandas de separaciones caen un 5,6% de abril a junio

SPC
-

Castilla y León se mantiene a la cola en disoluciones matrimoniales, con 41,2 demandas por cada 10.000 habitantes

Las demandas de separaciones caen un 5,6% de abril a junio

El número de separaciones matrimoniales se redujo en Castilla y León en el segundo trimestre de 2022 un 5,6 por ciento con respecto al mismo periodo del pasado año, al contabilizar un total de 977, 58 menos. Los datos contrastan con la media de España, que anotó una caída del 8,8 por ciento, hasta las 24.383 rupturas.

El análisis del Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial, recogido por Ical, precisan que poniendo en relación las demandas de disolución matrimonial con la población a 1 de enero de 2022, Castilla y León registró una tasa de 41,2 casos por cada 10.000 habitantes, la más baja del conjunto nacional y muy alejada de la media en España de 53,3.

La autonomía con mayor tasa fue Canarias, con 67,1; Baleares, con 61,9; Comunidad Valenciana, con 61,3; Cantabria, con 53,8; Murcia, con 53,5; Andalucía, con 52,6, y Cataluña, con 52,2.  Por el contrario, las más bajas, además de Castilla y León, se anotaron en País Vasco (43,7), Navarra (44,6) y en Extremadura y Castilla-La Mancha, ambas con 47.

Los divorcios consensuados en la Comunidad ascendieron a 590, un 4,8 por ciento por debajo del dato del segundo trimestre de 2021. Asimismo, los divorcios no consensuadas alcanzaron en la Comunidad los 352, doce menos que un ejercicio antes (-3,3 por ciento).
El informe también indica que no se registraron nulidades matrimoniales entre enero y marzo en Castilla y León, mientras que en España se contabilizaron 18, cuatro menos. Mientras que las separaciones consensuadas fueron en la Comunidad 27, un 13 por ciento más. En cuanto a las no consensuadas sumaron ocho en la Comunidad, frente a las tres de hace un año.

El análisis de estos conflictos concreta además que entre abril y junio se presentaron en la Comunidad 159 demandas de modificación de medidas matrimoniales consensuadas, un 23,3 por ciento más, cuando en el conjunto autonómico cayeron un 7,7 por ciento, con 3.398. Además, se presentaron 385 demandas de modificación de medidas matrimoniales no consensuadas (-1,8 por ciento), frente a una caída nacional del 5,6 por ciento, con 8.500.