El primer rival del curso, en cuarentena

David del Olmo
-

El Melilla, que visitará al Destino Palencia en el pabellón en la jornada inaugural de la Liga LEB Oro, ha detenido su pretemporada después de dos positivos del cuerpo técnico

El primer rival del curso, en cuarentena - Foto: Óscar Navarro

La LEBOro se pondrá en marcha el 16 de octubre con una jornada inicial en la que el Destino Palencia se enfrentará en el pabellón municipal al Melilla Sport Capital, un rival que ya ha sufrido lo que supone tener un positivo en un test de covid-19, pues lleva más de 10 días sin poder entrenarse y ha debido suspender una de sus giras de preparación en la península.
Todo un frenazo al trabajo del primer rival de los de Arturo Álvarez, que recuerda a todos la dificultad que va a entrañar la nueva temporada. No solo se tratará de ganar los partidos, sino de llegar en las mejores condiciones y poder disputarlos.


CRONOLOGÍA. En el caso del Melilla, el pasado 10 de septiembre recibía la notificación de un posible positivo (positivo no concluyente) de uno de sus jugadores en los controles serológicos efectuados a su plantilla.
De manera que todos sus integrantes (jugadores, cuerpo técnico y trabajadores del club) se sometieron a pruebas PCR. Curiosamente el jugador cuyo resultado generaba dudas en el test serológico, daba negativo en el PCR, pero dos de los integrantes del cuerpo técnico daban positivo. De manera que el equipo no podía reanudar los entrenamientos.
Toda la plantilla está a la espera de un segundo negativo en el test PCR de esta semana, para poder volver a entrenar. Mientras, el club melillense se ha visto obligado a suspender su primera gira de amistosos en tierras murcianas. El Melilla Sport Capital iba a jugar los días 25, 26 y 27 un torneo con la presencia de Covirán Granada, Hestia Menorca (el equipo donde juega Urko Otegui) y Real Murcia Baloncesto.