scorecardresearch

Novena victoria, la primera del año

David del Olmo
-

El EasyCharger superó con holgura al CB Almansa con Afanion, para romper una racha de derrotas que se prolongaba desde principios de diciembre. Entre el segundo y el tercer periodo los morados lo solventaron

Novena victoria, la primera del año - Foto: Sara Muniosguren

Regresó a la senda del triunfo el EasyCharger Palencia en la visita al Pabellón Municipal del CB Almansa con Afanion, al que superó desde una gran defensa y el dominio del rebote a partir del segundo periodo (32-26 al descanso), convirtiendo en intrascendente el ultimo acto y logro volver ganar, algo que no hacía desde el ya lejano 5 de diciembre, cuando superó al Palma.

El equipo palentino iniciaba el duelo con un 5-0 protagonizado por Noah Allen, dispuesto a continuar su progresión de la última semana, en su tercer partido consecutivo tras regresar a la competición (tercero en ocho días). Aunque el Almansa, con un triple del tirador Edu Martínez y dos canastas seguidas del mejor anotador visitante, Eddy Polanco, le daba la vuelta al tanteo (5-7). El equipo de Rubén Perelló se situaba con máxima renta (5-9) a continuación. Y, en un primer periodo de alternancias, un triple de Chumi Ortega y la primera canasta de Bamba Fall en la pintura volvían a poner por delante al EasyCharger (10-9).

Sin embargo serían los albaceteños quienes mandarían al final del primer cuarto (16-17, tras un palmeo sobre la bocina de Arvydas Gydra), pese a las últimas buenas acciones de Dani Rodríguez conectando con Mus Barro y de Chuso González anotando en posición acrobática (canasta de dos, según los colegiados).

El segundo acto del choque se ponía en marcha precisamente con Chuso anotando el triple que se le había escapado anteriormente y con Barro machacando el aro de nuevo tras pase de Dani. El pívot morado anotaba otra canasta que provocaba el primer tiempo muerto visitante (23-17) antes de que se alcanzara el minuto y medio de periodo, y sumaba otra en la vuelta al juego (completando un parcial de 9-0) para situar la máxima renta local (nueve puntos) hasta el momento.

La defensa palentina funcionaba (solamente permitió nueve puntos en esos 10 minutos) y, pese a que el Almansa recuperaba parte de la desventaja (el triple del veterano Carles Bivià ponía el 27-24 antes de llegar al ecuador del cuarto), eran los de Pedro Rivero (que llamaba a filas a los suyos) los que marcaban el ritmo.

Los puntos de Mus Barro y Noah Allen (ambos llegaron con 12 al descanso) alejaban a los morados hasta la decena. Y Prince Ali rubricaba el 38-26 sobre la bocina que enviaba a los protagonistas a los vestuarios.

Volvía a la cancha el EasyCharger Palencia con intensidad. Abría el marcador el gigantón visitante Ioannis Dimakopoulos, pero respondían los locales con un 5-0 que situaba la máxima renta en 15 puntos (43-28). Superada la mitad del cuarto, sería de 16 (46-30), gracias al primer triple de un Micah Speight que aún no había anotado.

Quedaban poco más de cuatro minutos de periodo, en los que el equipo palentino ampliaba la diferencia otro poco. Llegaba a los 21 con un palmeo de Prince Ali (también en un nivel alto ayer, anotando, defendiendo y reboteando), con el 55-32, a los 23 (la máxima entonces) con dos tiros libres de Juan Rubio (55-32) y cerraba el periodo mandando 55-34.

Quedaban 10 minutos en los que Pedro Rivero no quería que su equipo perdiera las buenas sensaciones mostradas (hasta llegó a pedir un tiempo muerto con todo decidido para recuperar la concentración de los suyos). Marcaba incluso máxima renta (59-34, tras el mate en contraataque de Prince Ali).

Mus Barro, que no podrá jugar los aplazados que debían haberse jugado en 2021 (pues llegó al equipo en la pausa navideña), seguía aportando energía y, mientras, lideraba al equipo palentino, en su tercer duelo con la camiseta morada, en puntos (20) y rebotes (nueve). Al final, novena victoria del curso, la primera de 2022, por un definitivo y maquillado 68-57. El miércoles (20,45 h), siguiente cita, visita al HLA Alicante.