Las Promesas se quedaron a medias

Alberto Moreno
-

Nuevo empate casero del Palencia Cristo Atlético, en ese caso ante el Burgops Promesas 2000

Las Promesas se quedaron a medias

El Palencia Cristo Atlético se quedó a medias de sus Promesas y no pasó del empate, el tercero consecutivo, ante el rocoso Burgos 2000, que demostró el porqué de su clasificación. Los morados suman tres jornadas sin ganar, tras su gran triunfo en Salamanca. Minicrisis de resultados, no tanto de juego, que le aleja de los puestos de play-off.
Dos conceptos diametralmente opuestos en el césped. El Burgos Promesas 2000 muy junto, solidario, encimando con varios hombres al jugador rival con el balón y saliendo con una rapidez endiablada cuando lo recuperaba. El Palencia Cristo Atlético con muchos jugones, movilidad de posiciones para buscar los escasos espacios que dejaba el rival. 
Gala volvió a variar su once y es que tiene un amplio rondo de armario para alternar jugadores y dibujos. De esta forma, Miguel ocupaba los palos, con Burgos y Gatuso en los laterales; Obispo y Abel Pascual en el eje de la zaga. Abajo y Charaf en el doble pivote; Álvaro y Adrián en los costados; Edu, en la media punta y Blanco como falso nueve.
El partido en la primera parte posiblemente no fuese brillante cara al espectador por las escasas ocasiones de gol, pero sí muy interesante tácticamente. La mejor ocasión visitante llegó en las botas de Dava, exjugador del desaparecido CD Aguilar, respondiendo Miguel con un paradón. Álex, hijo de una de las leyendas del desaparecido Palencia CF, Salvi, también tuvo su dosis de protagonismo en el último minuto del primer acto, tras remate de cabeza de Alvarito en una acción a balón parado. 0-0 en el marcador imaginario (los dos del estadio no funcionaron en la primera mitad y sólo uno en la segunda) debido principalmente a la buena aplicación de ambos equipos.

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino