scorecardresearch
Jesús Mateo Pinilla

Para bien y para mal

Jesús Mateo Pinilla


A peor

09/11/2021

Trajimos a Mercedes Gallizo, socialista y directora general de Instituciones Penitencias a disertar al Club vallisoletano de Opinión Santiago Alba. El gobierno de Zapatero había ampliado el número de cárceles y sus modelos y Gallizo se ocupaba de ello. Pero a mí me preocupaba la dispersión de los presos de ETA. La pregunto y me niega los traslados de los asesinos presos.
Esa misma mañana el periódico El País publicaba una noticia: 'Obras en la cárcel del penal del Puerto'. Sabíamos que las obras justifican el movimiento de penados, pero Gallizo seguía negándolo. Se hicieron muchos traslados con la justificación de necesarias obras, que luego no se revirtieron. El tema pasó desapercibido en la calle. No fue muy recogido en prensa. 
Ahora se excarcelan etarras y se les recibe en los pueblos con banda de música como antaño a nuestros políticos cuando salía el pleno de la orquesta a tocar a la estación. Las excarcelaciones están a la orden del día, hemos ido desde los traslados a las excarcelaciones. Ahora habrá que volver a analizarlas desde el asesinato del niño de Ladrero.
Pero aún vamos a peor. El diario de Pedro J. en titulares recoge una denuncia de los funcionarios: 'Madrid nos presiona para excarcelar; ya ha pasado con los etarras' y aún peor: 'Los Miembros de las juntas de tratamiento, denuncian traslados o destinos más duros para quienes no se avengan a aumentar los terceros grados'. 
Y ahora se sabe que para interior (Marlaska), era prioritario aumentar los terceros grados cuando se lo dieron al asesino del niño de Ladrero y concedían pluses, aumentaban los emolumentos por productividad a aquellos funcionarios que favorecieran las excarcelaciones. 
Con razón decía Pedro J. en uno de sus editoriales de El Español que «Marlaska y el secretario de prisiones, Ángel Luis Ortiz, dos por el precio de uno». La desvergüenza pasa el límite. 
Ahora ¿quién tiene responsabilidad sobre la muerte de un chaval de nueve años? Todo se diluirá hasta que el tema resurja. Mientras, celebrarán, como en Bienvenido Mr. Marshall, la llegada de etarras a nuestros pueblos. 
Menos mal que Casado y Abascal han dicho que eso se va a acabar.