scorecardresearch

El pan palentino, protagonista en Cobos de Cerrato

Ismael Martín
-

La localidad, con pasado panadero, celebró la IV edición de su feria tras dos años de parón por la pandemia. Los asistentes pudieron degustar también embutidos, quesos, dulces y vinos

El pan palentino, protagonista en Cobos de Cerrato

La tradición del pan, un producto básico en las mesas de los palentinos, fue el núcleo central de la feria de Cobos de Cerrato, una localidad en la que siempre ha habido muchos hornos. Tras dos años sin celebrarse por la pandemia, se reanudó la celebración de esta feria que cumplía su IV edición. «Había muchas ganas de recuperar la cita como se aprecia con la gran cantidad de gente que hay, en cifras similares a otras ediciones. El objetivo con el que se realiza es el de dar a conocer el pueblo y el pan», aseguró la alcaldesa de Cobos de Cerrato, Araceli Martínez. 

Decenas de asistentes abarrotaron la plaza, en un día en el que el tiempo acompañó, y pudieron degustar y comprar los productos de un total de siete expositores. Hubo tres panaderías: San Francisco de la capital, El Alar de Alar del Rey y Eduardo Antolín, de Peral de Arlanza de Burgos. A ello se sumaron un puesto de Quesos La Antigua de Villaumbrales, uno de Embutidos Isabel y otros dos expositores en los que la gente pudo catar vino de Pagos de Negredo de Quintana del Puente, así como refrescarse con un deliciosa limonada de forma gratuita. A parte cabe destacar un expositor en el que mujeres del pueblo vendían productos artesanales con un fin solidario pues lo recaudado se destinaría a la Asociación Española contra el Cáncer. 

Panes de todo tipo, muchos salidos de hornos de leña, empanadas, embutidos, quesos, vinos y dulces fueron los grandes protagonistas de la jornada poblando los diferentes expositores. Como en buen ambiente de fiesta no faltó la música y también hubo una actuación de baile con las jotas de Santa María del Campos, de Burgos. Además se repartieron bolsas serigrafíadas con el dibujo de una rama de trigo. 

El pan palentino, protagonista en Cobos de Cerrato El pan palentino, protagonista en Cobos de Cerrato - Foto: Sara Muniosgurengran ambiente. Si hay algo en lo que coinciden todos los comerciantes son las ganas de la gente de de moverse, juntarse y celebrar la feria, algo que los comerciantes reciben con mucho agrado después de dos años muy difíciles por la pandemia. «Hay mucho ambiente y la gente tiene ganas de comprar y de comer algo. Las expectivas son de venderlo todo porque tenemos productos para almorzar», aseguró Cristina Antolín, regente de la panadería Eduardo Antolín, del municipio de Peral de Arlanza (Burgos), próximo a Cobos de Cerrato. «Se puede encontrar el pan de horno de leña y en especial la torta de cabello de ángel. Entre los productos que más se vendieron fueron los preñaos, las minipizzas y las napolitanas», comentó. Además, Antolín destacó que «esta cita es importante pues permite dinamizar la España Vaciada y, por eso, tenemos que promover estas iniciativas para que se nos conozca a todos los pueblos de alrededor y a todos los productos».

Por su parte, Yolanda Espina, encargada en panaderías San Francisco de la capital, subrayó que «afrontamos la Feria del Pan con muy buenas expectativas. La gente cada vez se anima más. En esta feria siempre hay mucho ambiente, pero este año mucho más». El público puede encontrar en su expositor prácticamente todos los productos que hay en la tienda. Así, «tenemos salados, empanadas, bizcochos y luego todo el pan como la fabiola de Palencia, rústica, panes grandes, integrales, especiales», señaló Espina tras añadir que «hacemos pan todos los días excepto el día de Navidad y de Año Nuevo».  

En la feria se pudieron adquirir también otros productos típicos de la zona como en el expositor de Charcutería Isabel. «Somos de Cobos de Cerrato, pero tenemos una charcutería en Burgos. Vendemos cecina, lomo, jamón, todo tipo de quesos, ollas antiguas de lomo en aceite, morcillas, salsas caseras y tablas de embutido», afirmó Isabel Lozano, que regenta el negocio desde hace 16 años y es la segunda vez que están en la feria. Isabel resaltó que «en otras ferias la gente se dedica la mayor parte del tiempo a mirar, pero en esta compran». 

participación vecinal. Si hay algo por lo que destaca la cita gastronómica es por la gran colaboración de los vecinos. «Todas las puertas de las casas están decoradas por los vecinos con maquinaria y enseres antiguos que tienen, como carros o utensilios de cocina, entre otros», explicó la alcaldesa del municipio. «Es todo un museo en la calle», añadió. Asimismo, los vecinos y visitantes pudieron asistir a una exposición de billetes de la fábrica nacional de moneda y timbre desde principios del s.XX, de Rafael Citores González.

La feria ha sido posible gracias a la Asociación Provincial de Fabricantes de Pan de Palencia, el Ayuntamiento de Cobos de Cerrato, el patrocinio de la Diputación, el Centro Tecnológico de Cereales (Cetece), fabiola de Palencia y la Asociación de Jubilados y Pensionistas Virgen del Río Franco.