scorecardresearch

Villamuriel dejará de verter al río sin depurar

Rubén Abad
-

Las canalizaciones hasta la estación de la capital y los dos nuevos tanques de tormentas estarán listos en primavera. La inversión de la obra, a la que hace frente Collosa, asciende a 1,6 millones

Villamuriel dejará de verter al río sin depurar - Foto: Óscar Navarro

Villamuriel de Cerrato pondrá fin este año al vertido directo al río Carrión de aguas sin depurar de una buena parte del pueblo. Una demanda histórica en el municipio que ha pasado de corporación en corporación hasta que la actual, con Roberto Martín al frente, ha cogido las riendas de la situación y ha buscado soluciones a un problema mediombiental de gran envergadura.


Los trabajos consisten en la captación de las aguas de la margen izquierda del río Carrión y bombearlas a la orilla derecha (allí ya se depuran) y, desde este punto, derivarlas en su totalidad hasta la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Palencia para su tratamiento y procesado.


Además, el proyecto incluye la puesta en servicio de dos tanques de tormentas, que se ubicarán en una parcela contigua a las piscinas municipales. ¿Para qué sirven? A grandes rasgos, se trata de depósitos subterráneos dedicados a capturar y retener el agua de lluvia transportada hasta él por los colectores, sobre todo cuando hay precipitaciones muy intensas, para disminuir la posibilidad de inundaciones en los casos en que la capacidad de escurrido es menor que el volumen de lluvia.

Villamuriel dejará de verter al río sin depurarVillamuriel dejará de verter al río sin depurar - Foto: Óscar Navarro


Las obras dieron comienzo en agosto del pasado año, y estarán listas antes de este verano. Previsiblemente, entre los meses de abril y mayo. De ellas se ocupa la empresa Collosa, con sede social en Valladolid, que dispone de un presupuesto de 1,6 millones de euros.


Los trabajos están financiados al 80 por ciento por la Junta de Castilla y León, a través de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl). El 20 por ciento restante lo asumirá el Consistorio, en un principio con fondos propios, aunque no se descarta recurrir a algún tipo de subvención relacionada con el ciclo hidráulico para aligerar costes.


El alcalde califica esta intervención como «la obra más importante del actual mandato» después de más de treinta años vertiendo las aguas sin depurar al Carrión. «Nos parece un crimen y una vergüenza que no se hubiera acometido esta obra con anterioridad», denuncia el primer edil del municipio villamurielense.


Cabe señalar, además, que el ámbito de actuación comprende la zona industrial de la localidad cerrateña. Además, viven en esta parte del pueblo unos 3.000 vecinos, según los datos facilitados por el Consistorio. Por eso, desde el equipo de Gobierno, agradecen el «compromiso con el medio ambiente» de la Junta de Castilla y León y del líder del Partido Popular en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.


MULTAS DE LA CHD

Con la puesta en funcionamiento de las bombas que enviarán las aguas residuales hasta la EDARde la capital se evitarán, además, las multas que impone trimestralmente la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD).


Las últimas, las ha recurrido el Ayuntamiento de Villamuriel al entender que los retrasos en la actuación que está desarrollando se ha demorado por los retrasos en los permisos que debía autorizar el organismo de cuenca.