De los Mozos ratifica el compromiso de Renault con la región

SPC
-

El presidente de la marca del rombo enEspaña agradece el apoyo «histórico» recibido por parte del Gobierno y la Junta, y asegura que nuestro país es «uno de los pilares industriales y comerciales del Grupo»

El rey Felipe VI (3i) aplaude durante su visita institucional a la factoría de Renault enValladolid acompañado, entre otros, de AlfonsoFernándezMañueco (2d), José Vicente de losMozos(2i) y Reyes Maroto(d). - Foto: Miriam Chacon (Ical)

El director Mundial de Fabricación y Logística del Grupo Renault, el vallisoletano José Vicente de los Mozos, ratificó ayer el compromiso de la multinacional francesa de la marca del rombo con su desarrollo en España y en la Comunidad.En pleno mar de incertidumbres sobre el futuro de la automoción en nuestro país y en Europa, De los Mozos quiso trasladar este compromiso con motivo de la visita del rey Felipe VI a la factoría de carrocería y montaje de Renault en Valladolid, donde el monarca conoció de primera mano el proceso de producción del Captur que el próximo año va a contar con una nueva versión híbrido-enchufable, el primer motor de estas características producido en España, informa Europa Press.
El director Mundial de Fabricación y Logística del Grupo explicó que la visita de Felipe VI a la factoría vallisoletana, que también contó con la presencia del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco; la ministra de Industria, Reyes Maroto, el embajador de Francia en España, Jean Michel Casa; el presidente de las Cortes, Luis Fuentes; o la delegada del Gobierno, Mercedes Martín; entre otros, supone «una oportunidad» para mostrar la «excelencia» y el «buen hacer» de la multinacional francesa de la marca del rombo en España y, en concreto, de las factorías de Valladolid y Palencia, a las que ha situado entre «las más competitivas del grupo». 
En el acto de recepción al Rey celebrado en la factoría de montaje de Renault en Valladolid, De los Mozos señaló al Captur como «líder» en su segmento y garantizó que la nueva versión ofrece «más calidad, más ayuda a la conducción y más eficacia en el motor». Así, destacó la apuesta de la marca francesa por el desarrollo de una tecnología propia en la producción de un motor híbrido-enchufable. 
Además, insistió en la importancia de las factorías españolas para el conjunto de la marca automovilística. «España es uno de los pilares industriales y comerciales del Grupo», insistió De losMozos, al tiempo que agradeció el «apoyo histórico y la amistad» de las autoridades españolas y, en concreto, de Castilla y León con la multinacional del rombo. 
Nuevos proyectos

La visita de Felipe VI a la factoría vallisoletana también sirvió para conocer con más detalle los proyectos de Renault España ante el lanzamiento del nuevo Captur. Así, como detalló el director de comunicación de la multinacional, Jesús Presa, se prevé que a finales del presente año en la factoría de Valladolid se trabaje únicamente en el nuevo modelo de Captur ante la desaparición del modelo anterior.
Durante su intervención, Presa recordó que España exporta el 83% del Captur fabricado y recordó que el modelo híbrido-enchufable parte de una tecnología propia de Renault que le convierte en «el mejor». «Partimos del coche eléctrico para fabricar un híbrido y no del híbrido para fabricar el eléctrico, conocemos muy bien la tecnología», destacó. 
De este modo, precisó que en los primeros meses de 2020 se comenzará la fabricación del Captur híbrido y en el primer semestre esta tecnología se ampliará también a los modelos Mégane y Clio. Presa aprovechó este foro para «tranquilizar» a los consumidores ante el futuro de los motores de combustión. «Hay que trasladar tranquilidad al usuario porque el cambio es muy a largo plazo», concluyó.
La planta, en números

En la planta de montaje de Valladolid, donde trabajan 4.300 personas, se desarrollan de forma simultánea la versión original del Captur y la nueva, presentada el pasado mes de septiembre en el Salón de Fráncfort (Alemania). En la actualidad la producción actual de la planta es de 1.150 unidades diarias, cifra que, según explicó Presa, oscila en función de la demanda, aunque el máximo son 1.300. 
Además del Captur, en el primer semestre del próximo año Renault también instalará los propulsores híbridos enchufables en los modelos Clio y Megane. En el caso del Megane y el Captur, las baterías que montarán se fabrican en Valladolid, en la antigua planta de montaje del Twizy.