La Junta reforzará la promoción de los alimentos en EEUU

SPC
-

El sector agroalimentario de laComunidad trabaja en medidas de coyuntura en destinos inéditos, al tiempo que reposicionará los productos de calidad para mejorar su imagen de marca

Jesús JulioCarnero (c) y Carlos FernándezCarriedo (d), presiden la reunión de la Junta y el sector agroalimentario - Foto: Ical

La Junta de Castilla y León y los sectores de la industria agroalimentaria que resultarán más afectados por la entrada en vigor de los aranceles que quiere aplicar Estados Unidos ya trabajan en medidas «de contingencia» para buscar nuevos mercados, profundizar en otros, pero también para «reposicionarse» en el país norteamericano. De esta forma, el Ejecutivo regional apostó ayer por reforzar la promoción de los productos agroalimentarios de la Comunidad en Estados Unidos y abrir nuevos mercados como Suiza, México y Alemania como medidas para reaccionar ante la previsible aplicación de aranceles de la Administración Trump a partir del 18 de octubre. El volumen total de los productos agroalimentarios de la región afectados por esta subida asciende actualmente, según los cálculos del Ejecutivo autonómico, a 31,7 millones de euros, de los cuales 20,3 millones repercuten en el sector del vino. Estas fueron las conclusiones generales que se extraen de la reunión mantenida ayer por los consejeros de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, y de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, con los sectores afectados por los futuros aranceles como Vitartis (Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León), las denominaciones de origen vitivinícolas y la Federación Castellano y Leonesa de Industrias Lácteas, según informa Ical.
Los consejeros apostaron por abrir mercados y reforzar las acciones promocionales y estratégicas para posicionar los productos agroalimentarios en esos nuevos países pero también en el mercado estadounidense. «Hay que mantener el nivel actual de exportaciones e incluso incrementarlo porque estamos en un momento muy volátil desde el punto de vista comercial y la manera de defenderse y atacar es abrir mercado, fijar nuevas estrategias y llevar a cabo nuevas promociones», expuso Carnero.
Equipos de trabajo

Por su parte, el consejero de Economía y Hacienda manifestó que el «primer objetivo» será dirigirse a Estados Unidos con medidas promocionales, muestras, presencia en las ferias y misiones directas e inversas. «Queremos que el producto de Castilla y León se reposicione y mejore, todavía más, su imagen de marca», añadió. Ambos consejeros hicieron hincapié en la necesidad de «jugar» con la calidad de los productos agroalimentarios de Castilla y León. «Tenemos éxito en muchos productos y Estados Unidos nos sirve de elemento de marca y referencia para el conjunto del mundo», precisó. 
El encuentro también sirvió para acordar equipos de trabajo para «abrir el abanico» de países exportadores para que conozcan los productos y paliar el impacto del aumento de los aranceles por parte de Estados Unidos. «Tenemos la obligación de dirigir nuestros productos a otros mercados para amortiguar el impacto», declaró el consejero de Economía y Hacienda. En este sentido, señaló que el vino de Castilla y León ha tenido una  buena acogida en países como Suiza y México, donde las ventas han aumento un 40% en los últimos años.
Productos afectados

Pese a reconocer que es una lista «provisional» de los productos que se verán afectados por la subida de aranceles, el consejero de Agricultura apuntó que se verían afectados 31,7 millones, de los que la gran mayoría (20,3) correspondería a productos del sector del vino. El resto se completaría con los 3,1 millones al queso, los dos millones  a legumbres y hortalizas (preparadas o conservadas), 1,9 millones al sector del porcino (fresco, refrigerado o congelado); 1,8 millones de euros a crustáceos y moluscos (preparados o conservados) y 1,2 millones  a embutidos y productos similares.
La presidenta de Vitartis, Beatriz Escudero, apuntó que el anuncio afecta «muy significativamente» en la competitividad del sector a nivel autonómico, y reconoció que el mercado de Estados es importante para los productos agroalimentarios, al suponer un volumen total de 60 millones de euros, de los que más de la mitad se verá afectado por el anuncio de Donald Trump. «Hay que hacer un trabajo conjunto con la Junta pero también a nivel país y una política común en Europa para que este tipo de cuestiones no dividan a los distintos estados», declaró la dirigente de Vitartis.