scorecardresearch

Reinas por un día

diariopalentino.es
-

Las vecinas de Becerril tomaron ayer las riendas del pueblo • El alcalde de la localidad cedió los 'trastos' y recordó que donde no hay mujeres no puede haber población, pidiéndolas ayuda para inaugurar la iglesia de San Pedro

Las mujeres de Becerril disfrutaron de una completa jornada en la que no faltaron anécdotas, alegría y muchas ganas de pasarlo bien. - Foto: Jesús Sevillano

Música, tradición y muchas ganas de disfrutar de uno de los días más curiosos que se viven en el pueblo. Las mujeres de Becerril se hicieron ayer con el mando de la localidad, para seguir con la tradición del Día de las Águedas.

«Aunque sabemos que la influencia de las mujeres es muy fuerte en todos los aspectos, que hoy sean las responsables simbólicas del pueblo es algo muy bonito», destacó el regidor, Mario Granda, que cedió su bastón de mando a una vecina de la localidad.

La elegida fue Narcisa Crespo, «nacida, criada y muy orgullosa de ser de Becerril», que mostró su felicidad ante tal honor. «Le pido a Santa Águeda que proteja a todo el pueblo y nos dé salud, trabajo y amor».

Por su parte, Granda pidió a la nueva alcaldesa ayuda para inaugurar la iglesia de San Pedro, así como para terminar las obras que se están acometiendo en el edificio del Ayuntamiento para instalar un ascensor, además de consejos para elaborar el programa de las fiestas de San Isidro.

«Deseo que pueda hacer muchas cosas por el pueblo, siempre teniendo en cuenta que los alcaldes hacemos lo que podemos con los medios que tenemos», insistió el alcalde saliente.

Además de las obras y mejoras que precisa la localidad, Crespo destacó la importancia de los pueblos hoy en día, invitando a todo el que lo desee a que conozca las «maravillas que tiene Becerril». «Los pueblos son lo mejor que hay, sus gentes son su futuro y nos encantaría que se animaran familias a asentarse en Becerril», insistió la regidora.

Además puso de manifiesto la necesidad de arreglar algunas calles en el pueblo, como la avenida Jose Antonio Primo de Rivera, «una zona que precisa muchas mejoras y en la que viven muchos vecinos».

actividades. Tras concentrarse ante la Casa Consistorial, las mujeres se acercaron hasta la iglesia de Santa Eugenia, desde donde celebraron la tradicional procesión con la imagen de la Santa, para después celebrar la eucaristía.

Pocos hombres en el templo durante la misa, lo que reflejaba que la jornada desde primera hora del día se centró en las mujeres del pueblo, que continuaron con la celebración con una comida de hermandad y una tarde en la que no faltaron anécdotas, historias y muchas ganas de pasarlo bien y en buena compañía.

El buen ambiente reinante durante todo el día en Becerrril de Campos fue otro ejemplo más de que en las actividades que se organizan en el municipio las mujeres son parte esencial e imprescindible.