scorecardresearch

Rechazo al Fondo de Impulso Económico

A. Benito
-

Ganemos se desentiende del tema. PSOEy Vox son partidarios de esperar al fallo del Supremo sobre la calle Jardines

Rechazo al Fondo de Impulso Económico

La coalición de Gobierno integrada por Ciudadanos y el PP fue incapaz de recabar el apoyo del PSOE, Ganemos y Vox para la adhesión al Fondo de Impulso Económico del Ejecutivo Central, una estrategia que el concejal de Hacienda, Luis Miguel Cárcel, defendió como «una herramienta más para dar cumplimiento a la ejecución de la sentencia judicial relativa a la calle Jardines en caso de que el Tribunal Supremo desestime el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento o su respuesta sea «contraria a los intereses municipales». 

Cárcel insistió en que la incorporación a dicho fondo permitiría al Consistorio estar «preparado para todas las situaciones posibles». Esta iniciativa «surgida para dar solución a un problema heredado, pero que nos corresponde solucionar», apuntó el concejal, «no es más que una manifestación de necesidad de fondos». También explicó que «a pesar de contar con unas cuentas saneadas, tener que afrontar ese montante con fondos propios provocaría graves desfases en la tesorería del Ayuntamiento, poniendo en riesgo los servicios públicos, el pago de proveedores o las nóminas de los trabajadores al suponer el 36% de los ingresos ordinarios de 2021».

No obstante, ni los argumentos de Luis Miguel Cárcel ni los ruegos del alcalde, Mario Simón, sirvieron para convencer a los grupos de la oposición, que se mostraron tajantes en su negativa desde el primer momento. Ganemos se desentendió del tema al considerar que se trata de un «pufo» años atrás por el PP y el PSOE. Vox habló de «rendición en toda la regla». Y el PSOE calificó de «fracaso» acudir a la ayuda exterior.

En este sentido, estas dos últimas formaciones defendieron el «interés general de la ciudad» y se decantaron por esperar a que se produzca el fallo. «Nosotros apostamos por el fraccionamiento del pago de la deuda en tantos plazos anuales como sean necesarios para hacer frente a ella», expresaron los socialistas, mientras que Vox criticó el hecho de que dos instituciones como el Ayuntamiento y la Diputación «en las que gobierna el mismo partido» sean incapaces de ponerse de acuerdo.

A pesar de pedir a la oposición «por favor y por responsabilidad» que reconsiderara su postura, finalmente a Simón no le quedó más remedio que lamentar la falta de quorum para realizar la solicitud antes de que termine el plazo el próximo 14 de septiembre. 

cuenta y presupuesto. Cabe señalar, por otro lado, que el pleno también sirvió para aprobar la Cuenta General de 2020; dar cuenta de cuatro modificaciones presupuestarias y autorizar una quinta para dotar, entre otras partidas, el refuerzo de la limpieza de los centros educativos, y revisar la ejecución presupuestaria del segundo trimestre, que prevé finalizar el año cumpliendo con las reglas de control de gasto.