Camarero y cocinero, las mejores perspectivas de empleo

Carlos H. Sanz
-

El SEPE valora también ocupaciones como técnico en industrias alimentarias, carretillero y dependiente en general

Camarero y cocinero, las mejores perspectivas de empleo - Foto: RUEDA VILLAVERDE

Si quiere asegurar un futuro laboral para sus hijos en Palencia, vaya enfocando su formación hacia la  hostelería y la industria alimentaria. Es lo que debe hacer si tiene en cuenta las conclusiones del Informe del Mercado de Trabajo en la provincia elaborado por el Servicio Público de Empleo, que en su análisis de las ocupaciones con mejores perspectivas laborales sitúa a camareros y cocineros como las profesiones con nómina asegurada.  
Técnicos en industrias agroalimentrias, carretilleros, dependientes, panaderos, operarios de línea de galletería y panadería o especialistas en calidad y seguridad alimentarias son otras profesiones con empleo casi asegurado en la provincia. Y, según el SEPE, los técnicos en prevención de riesgos laborales, los peones de industrias manufactureras y el personal de hostelería, de atención a personas mayores y dependientes y de transporte de mercancías son otros de los que más posibilidades tienen de encontrar un empleo en la provincia.
¿Por qué estas ocupaciones y no otras? La respuesta la da este informe al resaltar que las  actividades y ocupaciones destacadas en la provincia son las relacionadas con las industrias de la alimentación y de la fabricación de automóviles; así como las relacionadas con los trabajos sociales y ocupaciones como cuidadores de niños en guarderías, los cuidados a las personas en servicios de salud. Otra actividad destacada es la hostelería, donde se resaltan camareros, ayudantes de cocina, personal de limpieza, etc.
De acuerdo con este informe, la actividad económica con mejores perspectivas de empleo es la industria de la alimentación debido a una suma de distintos puntos fuertes, como son la mayor valoración de los productos de calidad, los recursos tecnológicos, el reconocimiento de la marca Alimentos de Palencia, el aumento de las exportaciones y la presencia en mercados emergentes, y buenas comunicaciones. La importancia de un programa I+D (inversión y desarrollo) y la recuperación del consumo privado tras la crisis económica son otros valores de esta actividad en la provincia.
La segunda industria con buenas perspectivas es la automoción, debido al aumento de las exportaciones, la previsión de inversiones, la puesta en valor de recursos tecnológicos superiores, y una apuesta firme por la formación y la inversión en I+D+i.
El comercio ocupa el tercer puesto por sus posibilidades de autoempleo, la alta ocupación y el dinamismo del sector; y los servicios de comidas y bebidas, en cuarto lugar, ya que comparte con el comercio su capacidad para el autoempleo.
amenazas. El informe del SEPE también recoge las principales amenazas que se ciernen sobre estos cuatro sectores económicos. La primera y más importante, como no podía ser de otra forma, es la despoblación y el envejecimiento de la población.
Este informe oficial llama también la atención sobre el peligro de políticas empresariales que apuesten por reducir la calidad para mantener el precio de los productos. Las dificultades en la exportación y la disminución del consumo con otras amenazas sobre los sectores antes citados.
Respecto a la financiación el Servicio Público de Empleo Estatal avisa del peligro que supone para las pequeñas empresas la dificultad para acceder a créditos. El atraso que las empresas acumulan en I+D o la competencia del comercio on line, los cambios en los gustos del consumidor y la crisis del comercio tradicional son peligros que se ciernen también sobre el tejido empresarial de la provincia. 
Otra amenaza es la deficiencia de formación en los trabajadores de la hostelería y el comercio, sobre todo en idiomas y en trato al cliente. 
formación. En este punto, los expertos consultados centran las necesidades de formación en el conocimiento de idiomas. En el caso de los dependientes en tiendas y almacenes y de productos alimenticios, necesitan conocimientos de informática básica, técnicas de marketing y conocimiento del producto. También es importante su formación en competencias trasversales tales como la atención al cliente, habilidades sociales, motivación, conocimiento del entorno.
Una habilidades que el SEPE también recomienda reforzar a través de la formación a los dependientes en tiendas y almacenes y de productos alimenticios.

 

Nicho de empleo en el cuidado de las personas
Otras actividades que destacan por las perspectivas de empleo son aquellas relacionadas con los cuidados personales y las ocupaciones correspondientes: médicos, enfermeros, auxiliares de clínica y de geriatría, podólogos, fisioterapeutas y todas aquellas relacionadas con el cuidado de personas mayores y dependientes, debido al envejecimientos de la población y las necesidades que ello conlleva. Este sector se enfrenta también a la amenaza de la despoblación y el envejecimiento, así como al pequeño tamaño de las empresas o la climatología adversa.