scorecardresearch

La quinta ola se cobra la vida de 16 personas en residencias

Carlos H. Sanz
-

Diez fallecimientos se concentraron en el centro de Dueñas, mientras que el resto se han producido en la capital, Valdeolmillos y Osorno. Todos ellos en el plazo del último mes

La quinta ola se cobra la vida de 16 personas en residencias

La quinta ola se ha cobrado la vida de 16 personas residentes en centros de mayores de la provincia. De todos ellos, 10 vivían en el de Dueñas -siete mujeres y tres hombres-, mientras que el resto se ha repartido entre geriátricos de la capital -con dos casos en San Telmo, por ejemplo-, Valdeolmillos y Osorno. 

Todos estos óbitos se han contabilizado en el último mes, y suponen el 39 por ciento de los 41 muertos registrados en el ámbito hospitalario. Dicho de otra forma, cuatro de cada diez fallecimientos por coronavirus en los últimos 30 días se han registrado en residencias y, por lo tanto, entre personas mayores con la pauta de vacunación completa.

La mortalidad es excesivamente elevada si se tienen en cuenta que tan solo se han detectado 68 contagios en los centros de la provincia, por lo que casi un de cada cuatro ha acabado en exitus. El 20 de julio, el número de infecciones acumuladas desde el inicio de la pandemia era de 1.361, y ese número ha crecido en este mes hasta los 1.429, sin contar los 30 residentes de geriátricos que actualmente están en aislamiento sin síntomas.

«Los últimos estudios indican que el virus aprovecha los problemas de inmunidad de la gente mayor. Por eso se han dado estas cifras en las residencias, y sobre todo en personas con edades elevadas, entre los 85 y los 93 años, principalmente», explica el delegado territorial de la Junta, José Antonio Rubio Mielgo.

En la actualidad, hay un total de 3.866 personas residiendo en centros de mayores de la provincia. Desde el 14 de marzo del año pasado, han fallecidos por diversas causas un total de 1.411, mientras que los que tenían Covid confirmado suman 248, a los que hay que sumar 36 con síntomas compatibles. 

Las residencias han tenido 1.423 contagios confirmados desde el inicio de la pandemia, mientras que 1.405 han logrado superar la infección, según los datos actualizados ayer por parte de la Junta de Castilla y León.

Sin fallecidos. En otro orden de cosas, la provincia sumó ayer 26 contagios y no hubo que lamentar ningún deceso, por lo que el número global en el ámbito hospitalario sigue en 496, de los que 226, el 45,5%, se han registrado durante este año.

El número de brotes en la actualidad desciende a 17, tres menos que ayer, lo que hace que los casos asociados disminuyan un día más, hasta los 102, lo que supone 29 menos que en la jornada anterior. Tres altas hospitalarias completan la actualización de los datos ofrecida ayer por la Junta.

La ralentización de los contagios tira hacia abajo de las incidencias acumuladas. A 14 días, se sitúa ya en los 295,66 casos por cada 100.000 habitantes; mientras que a una semana su número se reduce a 117,26, lo que permite reducir un nivel de riesgo hasta el nivel alto.

Esto aún no se nota en la presión hospitalaria, que ayer creció hasta el 4,93 por ciento en planta, y que sigue anclada en el 35 por ciento si se habla de la UCI. Ayer había en el Río Carrión 15 personas ingresadas en la planta 11.