scorecardresearch

El regreso al Pabellón tendrá que esperar

David del Olmo
-

El EasyCharger Palencia iba a recibir este domingo (12,30 h) al Juaristi Iraurgi SB, pero cinco casos positivos en el conjunto visitante impedirán el choque

De vuelta al hogar morado - Foto: Óscar Navarro

Hogar, dulce hogar, deben pensar los integrantes del EasyCharger Palencia que, seis semanas después (concretamente han pasado 44 días), tenían previsto volver al Pabellón Municipal para enfrentarse a un rival que regresó a la LEB Oro el pasado verano, el Juaristi Iraurgi SB. Sin embargo, el regreso a casa deberá esperar, porque cinco positivos en la plantilla guipuzcoana a tan solo unas horas de empezar el choque, han impedido que se celebre.

Los locales iban a enfrentarse a un rival de la zona baja de la tabla, que presenta un balance de cinco victorias y 10 derrotas en 15 compromisos disputados por los de Iñaki Jiménez (apenas 12 ha podido jugar el equipo palentino), aunque entres sus víctimas destacan nombres como los del Movistar Estudiantes (88-72 en un duelo jugado en Azpeitia) o el Leyma Coruña (89-82, en el mismo escenario guipuzcoano). Los visitantes solamente han ganado en su cancha este curso.

JUVENTUD. Si por algo destaca el Juaristi es por ser un equipo joven (cinco de sus jugadores nacieron desde 2000 y solo tres tienen más de 25 años), que regresó a la LEBOro (donde ya jugó en la temporada 2017-18) con apenas cuatro de sus integrantes con experiencia en la categoría.

Son Ibon Guridi, superviviente del equipo azpeitarra que debutó en Oro hace cuatro cursos, el también exterior Rodrigo Seoane (lo hizo en la 19-20 con el Marín Peixe) y los interiores Ryan Nicholas (ala-pívot tirador con experiencia en Tizona y Palma) y Abdou Thiam (el senegalés, techo del equipo, 2,12 m, jugó las dos últimas campañas en el Coruña).

Los escoltas Sidy Cissoko (el francés promedia 11,6 puntos) y el checo Ondrej Hanzlik (11,4 puntos) son, junto al alero ruso Pavel Savkov (12) sus mejores armas anotadoras. Los tres están cedidos por el Baskonia. Los bases son Ierai Aizpitarte y Beñat Hevia (aunque Cissoko puede ejercer sus funciones). Iñigo Royo es un cuatro tirador, Manex Ansorregui un exterior con capacidad reboteadora y el neerlandés Menno Dijkstra (2,11) otro cinco de envergadura.

UNO EN MES Y MEDIO. Solo ha jugado un partido el equipo de Rivero desde aquella sonada visita del Girona de Marc Gasol a Palencia.

Fue en el aplazado frente al Unicaja Banco Oviedo, del pasado 4 de enero. Los palentinos, que dispusieron de un tiro para ganar al final del cuarto periodo, acabaron cediendo en el tiempo extra. A continuación llegaba una nueva cuarentena. El nuevo parón se anunciaba justo el día de la presentación de Mus Barro, un pívot que iba a debutar hoy, tras haber podido conocer más a sus compañeros.

ARCHIVADO EN: Palencia, Baskonia