scorecardresearch

Casado: "Vox dice apoyar al campo y estar contra la UE"

SPC
-

El líder nacional del PP asegura que no entiende por qué se presentan si quieren acabar con las autonomías

Pablo Casado visita la fábrica de embutidos Don Ibérico en la localidad salmantina de Guijuelo. - Foto: David Arranz (Ical)

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, mostró ayer sus recelos sobre un eventual pacto para gobernar en Castilla y León entre su candidato, Alfonso Fernández Mañueco, con Vox, partido al que las encuestas pronostican un importante crecimiento y la posibilidad de ser clave para acceder al Colegio de la Asunción. «Dicen que apoyan a los agricultores y ganaderos, pero van contra la Unión Europea», señaló durante una visita a una fábrica de productos cárnicos de porcino en Guijuelo (Salamanca), asegurando que sin los 5.000 millones de euros de la PAC, «no harían nada». Un acto que el líder nacional del PP realizó en la ciudad natal de Fernández Mañueco para 'cubrir' a su candidato, que durante la jornada de ayer no tuvo actos para preparar el debate electoral que se celebró por la noche. Tras su paso por la localidad de Guijuelo, Casado se desplazó hasta la ciudad de Salamanca, junto a integrantes de la lista del PP por la provincia, por donde paseo a pie hasta la carpa electoral de los populares, donde habló y se hizo fotos con simpatizantes del partido.

Allí, Casado criticó algunas inconsistencias de la formación de ultraderecha, entre las que mencionó su cumbre en Francia «con partidos que celebraban el vuelco de camiones con productos españoles en la frontera», invitando a repasar «lo que decía por entonces Le Pen padre». Asimismo, aseguró no entender por qué se presentan a unas autonómicas si quieren acabar con el estados de las autonomías. «Dicen que el Gobierno de Sánchez es criminal y le dan un cheque en blanco para gestionar los fondos europeos, en vez de aceptar la agencia que proponíamos nosotros. Es una dinámica sobre la que podemos opinar como, por cierto, llevan opinando ellos sobre nosotros, y no muy bien, desde hace demasiado tiempo», dijo.

Manos libres

De cara al escenario postelectoral, el líder nacional del PP reiteró su deseo de que Mañueco tenga «las manos libres» para aplicar su programa en unos momentos «claves» para Castilla y León. «Somos creíbles al pedir estos porque si se han tenido que convocar elecciones anticipadas es porque nuestro socio de coalición no ha sido leal y ha dañado la estabilidad de esta Comunidad», matizó. En este sentido, ejemplificó mencionando los ejecutivos donde ejercen en solitario el poder. «Pensamos que allá donde estamos gobernando sin necesidad de estar negociando los prepuestos y las medidas, como pasa en Galicia y como va a pasar en Madrid, al final los ciudadanos se ven beneficiados», zanjó.

'Caso Aznar'

Por otro lado, el líder del PP evitó valorar las palabras realizadas este sábado por el presidente del Gobierno y de la formación popular, José María Aznar, por la crisis generada en Madrid en el seno de su partido y agradeció su apoyo, y el de Mariano Rajoy en la campaña de Castilla y León. «Le agradezco también que participado en la convención nacional en la que trazamos, junto a sus aportaciones, el proyecto para España. Creo que una vez más al PP nos va a tocar sacar a España de la crisis. Aznar lo hizo dejando cinco millones más de empleo y Rajoy también, con dos millones y medio», dijo.