scorecardresearch

«El arte supone un espejo sin el que no entendería mi vida»

Ismael Martín
-

Su afición por la cultura audiovisual llevó a Julieta Wibel a crear un canal de YouTube y poder hablar de ese tema. A base de investigar, algo que le encanta hacer cuando prepara sus vídeos, comprobó que existía un nicho de mercado y apostó por él

«El arte supone un espejo sin el que no entendería mi vida» - Foto: Marcos Lumbreras

Desde muy pequeña Julia Guzmán Ruiz (Palencia, 1998) estuvo en contacto con diferentes disciplinas artísticas como la pintura, la música o el teatro. Una cuestión que la influyó para estudiar, con muchas dudas, la carrera de Ingeniería de diseño industrial y desarrollo del producto. Mientras estaba en segundo curso del grado tuvo la idea de crear un canal de YouTube en el que poder hablar de lo que más le gusta: la cultura audiovisual. Porque si algo tenía claro Julieta Wibel -que es su nombre artístico- era dedicarse a lo que le apasiona y de lo que se considera una friki. Los inicios no fueron sencillos, nadie creía en su proyecto pero, a base de mucho trabajo y de dedicarle horas y siendo fiel a su estilo, logró crecer en seguidores poco a poco hasta los 138.000 actuales. Eso le permitió darse a conocer y, así, le fueron surgiendo trabajos como diseñadora, directora de arte y creativa.

¿Cómo surgió la idea de crear el canal de YouTube?

Siempre he sido muy friki y hablaba de estas cosas con mis amigos. Desde segundo de carrera tenía pensado abrir un canal de YouTube, pero no tenía tiempo para dedicarme a ello. Entonces, en cuarto de carrera, como tenía el trabajo de fin de grado, vi la excusa perfecta para crear el canal. Lo hice el 1 de marzo de 2020, coincidiendo con mi cumpleaños; así, si hacía el ridículo, nadie podía decirme nada. Que mi canal fuera mi trabajo de fin de carrera (TFG) fue un acierto porque me ha ayudado a tomármelo siempre como una empresa, algo serio.

¿Por qué escogió el arte como temática para tratar de crear tendencias e influir a través de la profesión de youtuber?

Desde la infancia me crié con el arte. Mi padre es el pintor Antonio Guzmán Capel y mi bisabuelo, Antonio Guzmán Ricis compuso el Himno de Palencia. Además, ya desde pequeña visitaba muchos museos, que eran mi parque de atracciones, y he hecho teatro. Por otro lado, el contar con varios referentes que ya habían creado un canal antes ha sido un impulso muy bueno. Ter y Jaime Altozano son mis padres youtubers y tengo una relación muy bonita con ellos. Si no hubieran estado en YouTube no sé si me hubiera atrevido a hacerlo de la misma forma.

Si le gustaba tanto la temática, ¿por que le costó tanto dar el paso de crear el canal?

Me ha costado tanto dar el paso por la inseguridad que te crea la sociedad y también la gente que te rodea:  llegar hasta ahí es muy difícil, poca gente llega a dedicarse a ello. Desde pequeña se me ha enseñado que no todo el mundo puede ser una celebridad. Pero es que no busco serlo, y lo que siempre he querido es trabajar de lo que me gusta. Por tanto, yo que he sido muy cabezota desde pequeña, decidí abrir el canal sin importarme lo que opinase la gente y, con ello, he tratado de tener un criterio propio.

¿Había mucha competencia?

Cuando empecé había un nicho de mercado en YouTube en la manera de tratar el diseño o de direcciones de arte, ya que en este campo no había nadie que lo hiciese. Así que decidí hacerlo y me puse a ello. También vi que no había análisis de videoclips y aproveché también esta parcela. A medida que el canal ha ido teniendo mayor éxito, hubo gente que copió el formato.

¿Cómo fueron sus inicios?

Fue una odisea porque nadie en mi familia veía lo de ser youtuber como un trabajo. Así que, la puesta en marcha del proyecto se basó únicamente en la fe que yo tenía, algo que nunca había hecho, así que tuve una lucha interna. En definitiva, los inicios han sido muy complicados, de subidas y bajadas y de llorar mucho para poner en marcha el proyecto. Ha merecido la pena, pero me ha costado mucho hacer ver a mi familia que ser youtuber es un trabajo también. 

Cuando creó el canal,  ¿cuál eran sus expectativas? ¿Está satisfecha con lo conseguido hasta ahora?

Siempre he sido muy ambiciosa y mis expectativas siempre han estado muy arriba. Tengo que ser un Jaime Altozano de la vida. La verdad es que estoy muy contenta con el éxito del canal. De hecho, tuve una conversación con Jaime Altozano y me dijo que él con mis años, viendo cómo estoy llevando el canal, tenía los mismos números que yo. 

¿Qué tipo de contenidos trata en los vídeos de su canal?

Analizo estéticas, hablo de arte , de cine, de videoclips. De cultura audiovisual en general. La cultura popular de ahora me da pie a hablar de temas muy interesantes que a la gente también le interesan. Está habiendo un montón de corrientes nuevas de las que nadie está hablando porque la sociedad es aceleracionista. Si nadie habla de ellas lo voy a hacer yo. Por ejemplo, mis primeros vídeos fueron sobre el vaporwave, que es una obra de arte total y la primera tendencia estético-musical que nació en Internet en 2010. Se trataban muchos temas: música, visual, videoclip. A mí me encantaba y decidí hacer un vídeo porque sabía tratar muy bien este tema. Este primer vídeo sobre el vaporwave iba a ser el TFG, pero al final este fue del canal de Youtube en general.

El punto de partida del canal también fue defender y empoderar a los jóvenes

Sí. En la adolescencia muchas personas me han dicho que la música que escucho no vale para nada. A mí me gusta la música de los 80, pero la de ahora también es increíble. Hay diferentes estilos ahora mismo como techno, pop, música experimental e incluso flamenco. No por ser diferente es peor. Las generaciones pasadas nos tienen a los jovenes muy infravalorados. Entonces el objetivo es que nos tomen en serio; no por ser jóvenes somos peores. 

¿Cuál fue la clave para que creciese el canal en poco tiempo?

Fue por analizar videoclips,  porque al final había muchas reacciones de la gente. El análisis que hice del videoclip titulado Metamorfosis, de Kinder Malo, dio un gran impulso al canal pues contaba todas las referencias que tenía y nadie lo hacía en YouTube. La gente se sorprendió de cuántas cosas hay detrás de un vídeo. Aquí hay arte, muchísimo trabajo y muchas personas detrás. Eso a la gente le impactó mucho. Kinder Malo lo vio, contactó conmigo, igual que Karen Z, la directora de arte, y a partir de ahí mi canal creció mucho. También contribuyó a esta subida el análisis de Guille Asesino del artista C. Tangana, cuya directora de arte era Diana Kunst, que es como la directora de España. Luego ya analicé toda la estética de Rosalía y de Bad Gyal.

¿Cómo han ido evolucionando los temas de los vídeos que realiza?

Antes estaba mucho más enfocado al diseño industrial, pero mientras he ido haciendo más vídeos me he ido abriendo a más campos. Hablo de la gala Met y yo no he estudiado diseño de moda, pero sí he estudiado diseño y soy bastante friki de la moda. Además, en un momento dado hicieron referencia al camp, que es una corriente estético-filosófica que supone un cambio de mente y un empoderamiento de esas personas, como por ejemplo los transexuales, que siempre han estado muy alejadas de la sociedad. Es algo brutal ponerte a estudiar el camp y  ver cómo ha incidido en la cultura y en el arte. Es maravilloso.

¿Cuáles son las principales características de sus vídeos?

Me gusta mucho que el vídeo sea una especie de performance. Que haya subidas y bajadas, que haya momentos en los que esté hablando de corazón y otros de locura. Me gusta que haya muchos contrastes. También mis vídeos de enseñanza o divulgación son un arte en sí. Cuando hago el guion lo hago pensando en una performance, en mi manera de actuar. De hecho, hay veces que dejo de ser yo. Una característica de mis vídeos es que me transformo y me visto en cada vídeo a favor de la obra.

¿Por qué la gente debe seguir su canal de YouTube?

Porque se entera de toda la movida artística, cultural y audiovisual que hay en la actualidad. Asimismo, a través de cosas que les gusten, van a aprender un montón de cosas que les parecerían aburridas si se las contase de otra forma. Se van a enterar de cosas increíbles que les sirven en su vida. Hay cosas que no nos damos cuenta y te cambian la vida. El arte juega un papel muy importante. Inspira en todo y es un espejo de nuestra vida. No entendería mi vida sin el arte. Hay cosas en la vida que no se pueden explicar pero sí con el arte.

¿Se puede vivir creando contenidos como youtuber? 

De YouTube se puede vivir pero si eres un Jaime Altozano o un Ter, es decir, youtubers reconocidos a nivel internacional. En mi caso, trabajo como directora de arte que me ha venido a través de mi canal de YouTube y me ha impulsado a que Netflix y Prime Video me contacten. También, como soy diseñadora, hay muchas personas que me piden que les haga un determinado diseño. Me gustaría crear mis propios productos y poder venderlos en el canal. 

YouTube es una vía muy buena para darte a conocer y estoy en un punto en el que puedo elegir qué trabajos quiero hacer y cuáles no. A este punto es al que yo quería llegar en mi vida. No quiero trabajar de cosas que no me gusten. Quiero vivir de lo que me apasione y no depender de nada y menos de nadie. 

Como directora de artes, ¿con quiénes ha trabajado?

He trabajado para Marc Seguí, Micro TDH, Chico Zarg, Xavibo e Irene Ferreiro, entre otros. Conozco a artistas por la dirección de arte, pero más aún por el canal de YouTube.

¿Cuál es el proceso creativo que existe detrás de un vídeo?

Difiere bastante en el tipo de vídeo. No es lo mismo un análisis de un videoclip que hablar de la estética de Rosalía, tratar a Almodóvar o a Godard, un director de los 80 que me encanta, por ejemplo. Si hablo de alguna temática de estética, de diseño o de una película necesito hacer una investigación muy grande. Por ejemplo, en el vídeo del camp, he hecho guiones con Inés Acinas porque ella sabe mucho del tema. Entonces siempre que trato algo nuevo, si tengo alguien cercano que también sabe algo al respecto, opto por esa ayuda. Y luego también investigo mucho para empaparme de muchas cosas. Es la parte que más me gusta. La investigación puede llevar muchos días y luego hay que hacer el guion y ponerse a grabar.

Luego si trabajo haciendo un vídeo para Netflix o Prime Video, que he hecho cosas con ellos, es bastante diferente. Ahí trabajas con gente y tienes que tener unos tiempos con alguien que verifique tu guion. Es mucho más complejo porque trabajas con mucha más gente. En mi proyecto soy yo la que edito, la que hace todo, excepto en algunos vídeos en los que tengo un editor, que se llama Omar Peral. Pero todo lo hago yo en general.

A la hora de elegir los temas, ¿cómo los selecciona?

Desde 2017 tengo un blog privado en el que tengo más de 200 post de temas de los que quiero hablar. No me va a dar la vida para hablar de todo. Ideas no me van a faltar nunca. Siempre intento que los temas que subo estén bastante de actualidad en la sociedad. Ahora mismo está todo el mundo hablando del Motomami World Tour, entonces decidí hacer un vídeo hablando de ello, pero también es una excusa para hablar de la performance del arte conceptual y del videoarte. Por ejemplo, con Bad Gyal te estoy hablando del hip hop de los 90 y de cómo las mujeres hiphoperas hicieron historia y tuvieron voz.

Cuando realiza la investigación, ¿es fácil delimitarla?

Es muy complicado pues soy muy observadora y me encanta aprender muchas cosas sobre un tema determinado. Centrarme en una cuestión concreta y no irme por las ramas lo he ido aprendiendo con el tiempo.

¿Cuántas veces ve los vídeos para realizar los análisis? ¿Cuánto tiempo le puede llevar crearlos?

Si es un videoclip la dificultad es mayor en el sentido de que hay muy poco tiempo para hacer el análisis, grabarlo, editarlo y subirlo en dos días, porque si no se pierde el hype -el punto de máximo de actualidad- de la gente porque vamos muy acelerados. Es una locura, ya que estar dos días trabajando no ocho horas sino las 24 es estar sin parar. Con el vídeoclip de Guille Asesino estuve tres días durante 24 horas trabajando. Lo terminé y fue como que había muerto, pero me gusta mucho. Otros vídeos me llevan 5 días, una semana o, por ejemplo, cuando analicé la estética de Rosalía me llevó un mes entero. O cuando hice el arte de lo orfeo -que hace referencia a la vuelta de tendencias pasadas, como el revival de los 2000- me llevó una semana hacerlo, aunque lo llevo estudiando desde la carrera.

Por otra parte, los vídeos que analizo los veo muchas veces . Cuando analicé a C.Tangana, paré los vídeos en cada frame; me gusta mucho ver cómo está hecho el movimiento de la cámara. Luego mis vídeos también los veo un montón de veces. Me canso mucho de verlos y acabo sacándoles defectos. Siempre necesitas opiniones de otras personas y es algo que he empezado a hacer.

¿Qué artistas destacan más por su proceso creativo?

Arca, la productora de Bjork, quien ha estado en contacto con el arte y ha expuesto en el MOMA; Kanye West, el madrileño, Rosalía, Nathy Peluso, The Blaze, Kendrick Lamar.

En todo momento la gusta dar crédito en sus vídeos a la gente que está detrás de los videoclips

Así es. Por ejemplo, me gusta mucho que en El Madrileño, de C. Tangana, se le haya dado a toda la gente que ha estado detrás del videoclip de Rosalía. Pero esto se ha empezado a hacer hace poco. Hay que dar crédito a la gente que está detrás porque viendo videoclips o películas he visto que también son artistas. Hay que dar visibilidad a esa gente porque también inspiran a la gente. También odio esa manera que tenemos de endiosar a los artistas pues también están influenciados por otras personas que son muy buenos artistas y también merecen visibilidad.

La psicología del color es uno de sus vídeos más largos e importantes. ¿Cómo de importante es el color?

Es muy importante porque el color está en nuestras vidas. Hay acordes cromáticos del color. Por ejemplo, un rojo-naranja-amarillo es una paleta cálida y puede identificarse con un do mayor, mientras que un mi menor podría ser una paleta fría de azules. Según un estudio de Eva Heller, los acordes cromáticos están relacionados con la sexualidad y con el erotismo. La psicología del color sirve para la vida; para entender por qué a una persona le gustan más unos colores u otros; por qué la publicidad utiliza unos determinados colores. El color convive con nosotros desde nuestra existencia. Y luego también te das cuenta cómo los orientales en algunas cosas entienden el color de unas formas diferentes a las nuestras porque se han criado de forma diferente a nosotros.

Aparte de YouTube, ¿en qué otras plataformas se la puede seguir?

En Instagram, Twitter y Tik Tok, que me sirve como altavoz para atraer a la gente a YouTube, que es la plataforma donde yo obtengo ingresos. También estoy en Patreon, en la que tengo tres niveles de suscripción: máquina, a 1,99 euros al mes y que puede ver todas las bibliografías que tengo en cada vídeo; ciborg , a 4,99 euros y puede tener al mes un directo conmigo, como si fuera una masterclass; e inteligencia artificial a 9,99 euros y aparecen los suscriptores en los créditos de mis vídeos. Todos mis patreons son unos apasionados del arte e incluso a partir de ellos he descubierto videoclips y artistas que no conocía. 

Hablando ya del futuro, ¿cuáles son sus próximas ideas y qué vídeos está creando?

Voy a hablar sobre Kendrick Lamar, de Stranger Things y del revival de los 80 y de los 2000. También voy a hacer un vídeo sobre la poesía visual porque las metáforas, las alegorías también están en audiovisual. Somos la generación de lo visual porque nos hemos criado con pantallas.

A la hora de decidir a qué dedicarse ha dicho en más de una ocasión que lo importante es hacer algo que le apasione

Sí, hay que ser un friki. Hay que decidirse por algo que te mueva muchísimo y de lo que estés enamorado, de lo que tengas muchísima pasión. Si esa es tu paz, es lo que tienes que hacer y da igual lo que hayas estudiado. Por ejemplo, Aliz, el productor de C. Tangana, estudió informática cuando su pasión en verdad era la música y producir.