scorecardresearch

Madera convertida en arte

Rubén Abad
-

Martín Sandino exhibe en la sala de exposiciones de La Casona medio centenar de tallas y pirograbados fruto de más de una década de trabajo. Comenzó su afición tras jubilarse y formarse en el centro de mayores María Zambrano de Burgos

Madera convertida en arte

La emblemática casa torcida de Saldaña, la extraordinaria catedral de Burgos o el popular Arco de Santa María de la capital burgalesa son tan solo una pequeña muestra del medio centenar de tallas y pirograbados -algunos de ellos con color y otros al natural- del saldañés Martín Sandino que se exhiben estos días en la sala de exposiciones de La Casona saldañesa. Un regalo para alguien que presume de pueblo como él, pero también un merecido reconocimiento a la labor bien hecha y a las infinitas horas de trabajo que hay detrás de cada una de las piezas que allí se muestran hasta el próximo día 18.

Nogal, espino albar o boj son algunas de las maderas que emplea Martín Sandino para sus tallas, entre las que también tienen cabida objetos más cotidianos como cucharas, navajas, relojes y piezas de decoración de todo tipo, que hacen las delicias de los amantes de este arte milenario de dar forma a troncos inertes con la única ayuda de la pericia, el cuchillo y el cincel.

La de Saldaña es la primera exposición que ha montado Sandino, fruto de doce años de trabajo desde su jubilación. Fue entonces cuando comenzó a cultivar una afición en la que se encuentra muy cómodo gracias a los conocimientos adquiridos en la burgalesa aula de mayores María Zambrano. 

De las obras a las que ha dado forma durante todo este tiempo, su preferida es la catedral burgalesa, que el pasado año conmemoraba su octavo centenario. «Me llevó mucho tiempo hacerla, pero el resultado es muy satisfactorio», confiesa Sandino, que se muestra «muy orgulloso de esta exposición por ser la primera y por celebrarse en mi pueblo».

La muestra se inaugurará oficialmente hoy, a partir de las 13 horas, con la presencia de las autoridades locales y el autor de los trabajos. Pirograbados y tallas de madera, que así se llama la exposición, podrá visitarse en la primera planta de La Casona de martes a sábados de 10,30 a 13 y de 16,30 a 19 horas. Los domingos solo abre por la mañana y los lunes permanece cerrada.