scorecardresearch

"No hay que esperar 24 horas para denunciar la desaparición"

SPC
-

Entre 2019 y 2021 desaparecieron en Castilla y León 2.547 personas, de las que 2.446 fueron localizadas con vida

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, inaugura las Jornadas sobre Desapariciones Involuntarias de Personas en el Medio Rural. - Foto: JL Leal (Ical)

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, advirtió hoy de que "no es cierto que haya que esperar 24 horas para denunciar la desaparición de una persona" y recalcó que "hay que ponerlo en conocimiento" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "desde el mismo momento en el que se tiene constancia" de la desaparición.

"Lo podríamos denominar un bulo social. No hay que esperar, sino todo lo contrario. Las primeras horas son determinantes para localizar a las personas sin que su salud, sin que su integridad física sufra ningún tipo de daño", subrayó.

"Vivimos en un territorio muy despoblado. En Zamora se sabe bien y esto, en muchas ocasiones, conlleva también que muchas personas, especialmente mayores, vivan en esa soledad no deseada y que, en algunas de ellas, tengamos que activar también todos los mecanismos sociales para detectar en el menor tiempo posible cuándo ha desaparecido una persona de manera involuntaria", agregó.

Virginia Barcones hizo estas declaraciones en el Teatro Ramos Carrión, en la capital zamorana, adonde acudió para inaugurar las 'Jornadas sobre desapariciones involuntarias de personas en el medio rural', organizadas por la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora y que se celebran hoy y mañana.

La delegada estuvo acompañada durante el acto por el subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, y por el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora, Héctor David Pulido. "El objetivo de estas jornadas es concienciar sobre cómo actuar y reaccionar a familiares, amigos, al vecindario, en general, y también por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de las distintas administraciones, sobre cómo reaccionar ante estos casos", indicó.

Barcones Sanz, quien felicitó a la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora por la organización de las Jornadas, incidió en que, en Zamora, "tenemos mucha experiencia" por lo que a la desaparición involuntaria de personas se refiere, con la "angustia" que esos casos producen en el conjunto de la población. 

En este contexto, la delegada destacó la conveniencia de "concienciar, también a los que somos de pueblo" de prestar atención a las personas próximas. "De todos aquellos que convivimos en el día a día: el que llega a vender el pan, el médico, el cura, cuando lleva tiempo sin ver a alguien, rápidamente, dar esa alerta, dar ese aviso de que una persona ha desaparecido", comentó. "Estas pequeñas cuestiones en el ámbito social, también en las prácticas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para activar los mecanismos lo más rápidamente posible".

Por último, recordó que "vivimos en una tierra con mucha dispersión geográfica, con cada vez, desgraciadamente, menos población en nuestros pequeños municipios", por lo que es "muy importante que todos tengamos los mejores recursos a nivel social y policial para todos estos procesos que se producen".

Por su parte, el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora, Héctor David Pulido, comentó que, "por desgracia, la Comandancia de Zamora tiene experiencia" en este tipo de hechos. "Con estas jornadas, queremos compartir con todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y con otros actores implicados en este tipo de búsquedas y con la sociedad zamorana, en general, el conocimiento que tenemos". anotó.

"El fin es doble: concienciar y divulgar. Intentar evitar que se produzcan estas desapariciones y, en caso de que se produzcan, con la experiencia que tenemos en Zamora, hacer una puesta en común entre todos y conseguir que la desaparición no sea trágica", agregó.

2.547 personas desaparecidas

Las Jornadas, que se celebran en horario de mañana y tarde, contarán con 27 ponentes y van dirigidas a profesionales, ciudadanos, asociaciones y colectivos del ámbito rural que están relacionados con las desapariciones y el cuidado de personas mayores.

En Castilla y León, desde 2019 hasta 2021 desaparecieron 2.457 personas, de las que 2.446 fueron localizadas con vida, aunque no en todos los casos se trató de desapariciones involuntarias, según los datos que maneja la Delegación del Gobierno.

De esta forma, en 2021 desaparecieron 1.395 personas, de las que 1.390 fueron halladas con vida, mientras que tres fallecieron y dos todavía no han aparecido.

En 2020, 924 personas desaparecieron, de las que 920 fueron localizadas con vida, mientras que dos fueron halladas muertas y otras dos siguen desaparecidas. En 2019, las desapariciones se cifraron en 138, de las que 136 aparecieron con vida, una murió y una más sigue desaparecida.

En la provincia de Zamora, se han registrado desde 2019 un total de 39 desapariciones de este tipo. En 2019 se contabilizaron doce; en 2020, seis, y en 2021, 16, de las que dos fueron halladas muertas y una aún no ha aparecido. En lo que va de este año, desaparecieron cinco personas y las cinco fueron encontradas con vida.

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, explicó que, en relación con las desapariciones, existe lo que se denomina "cifra negra", ya que hay personas que desaparecen pero no llega la información de que se ha producido ese suceso.

"Se encuentran antes de que realmente podamos activar los sistemas de búsqueda pero, en la provincia de Zamora, se registra una media mensual de una y media, cuando se produce una desaparición por la que activamos todos los medios: servicio cinológico, helicópteros y equipo Pegaso, con drones", enumeró. "El año pasado encontramos fallecido a uno de los desaparecidos y otro sigue sin haberse encontrado, el desaparecido de Figueruela de Arriba".